eldiario.es

Menú

El desprendimiento de una ladera obliga a desalojar un edificio en Las Palmas de Gran Canaria

El edificio, situado en Isla Perdida, consta de cuatro viviendas, de las cuales tres fueron desalojadas, mientras que una cuarta fue abandonada previamente por sus propietarios de manera voluntaria

Las Palmas de Gran Canaria registró más de 50 incidencias relacionadas con las inclemencias meteorológicas durante el domingo y la madrugada del lunes

- PUBLICIDAD -

El desprendimiento de una ladera, como consecuencia del temporal que ha afectado en las últimas horas a Las Palmas de Gran Canaria, ha obligado a desalojar un edificio de cuatro viviendas ubicado en el barrio de Isla Perdida, según ha informado el Consistorio.

Durante toda la jornada del domingo y la madrugada del domingo al lunes se han registrado medio centenar de incidencias relacionadas con el viento y la lluvia en la ciudad, una situación que ha obligado a desalojar un edificio situado en la calle El Cortijo de San Gregorio, en el distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, que resultó afectado por un deslizamiento de tierra.

El edificio consta de cuatro viviendas, de las cuales tres fueron desalojadas, mientras que una cuarta fue abandonada previamente por sus propietarios de manera voluntaria, precisa el Ayuntamiento en un comunicado.

El desalojo se produjo a las 01.45 horas, después de que se desprendiera la ladera situada junto al edificio, y como medida preventiva ante posibles consecuencias para la propiedad.

Las personas afectadas, 6 adultos y 3 menores, están alojadas por voluntad propia en viviendas de familiares.

A las 08.00 horas se produjo la caída de cascotes en la Avenida Marítima, dentro del subterráneo situado a la altura de Las Alcaravaneras, en sentido sur-norte,  lo que obligó al cierre de los dos carriles y al desvío del tráfico por la zona superior durante casi dos horas y media.

A las 10:30 horas la situación quedó restablecida. El servicio de Tráfico de la Policía Local escoltó a técnicos del Cabildo de Gran Canaria para facilitar su llegada al punto donde se registró el incidente.

La inestabilidad meteorológica de este fin de semana ha llevado a bomberos y efectivos de la Policía Local ha realizar numerosas intervenciones, en su mayoría relacionadas con caída de objetos a la vía, como piedras, árboles, vallado de obras y cables eléctricos,si bien ninguna ha revestido especial importancia, destaca el Ayuntamiento.

En la capital grancanaria permanecen dos vías cerradas al tráfico: la calle Almería, en Pedro Hidalgo, tras el deslizamiento de un muro como consecuencia de las lluvias de las últimas horas, y un carril, en sentido bajada, de la calle Cotillo, en El Zardo, aunque los vehículos pueden circular por la misma.

El domingo la lluvia generó desprendimientos que afectaron a la Carretera de Marzagán, Lomo Verdejo, calle Bernardino Correa y a la subida a El Batán, aunque en todos los casos ya han sido subsanados.

Durante la noche del sábado y el domingo también se recibieron avisos por inundaciones de carácter leve en la calle Secretario Artiles, Plaza Manuel Becerra y en un local de la calle Franchy Roca.

El Ayuntamiento ha recordado que la Agencia Estatal de Meteorología establece que a partir del miércoles podría entrar otra borrasca, que descargaría lluvias sobre Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha