eldiario.es

Menú

45 detectives privados ejercen en Canarias y casi la mitad de los casos que investigan son laborales

EL ARCHIPIÉLAGO ES UNA DE LAS COMUNIDADES QUE MÁS DEMANDA SUS SERVICIOS

- PUBLICIDAD -

Un total de 45 detectives tiene licencia para ejercer como detectives en Canarias. El Archipiélago es una de las comunidades en las que más ha aumentado en los últimos años la demanda de los servicios de este tipo de profesionales, aunque aún no hay un movimiento asociativo consolidado ni un colegio del sector.

La mayoría de los detectives que trabajan en las Islas forman parte de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE) que preside desde 2006 Julio Gutiez. Esta asociación, según informó a Europa Press su presidente, engloba al 75% de los 2.500 detectives privados de España. La mayoría ejerce en Madrid y Cataluña. Aunque sólo Cataluña, Valencia, Galicia y Murcia, cuentan ya con colegios profesionales de detectives.

Respecto al trabajo detectivesco en Canarias, se centra en temas laborales (un 45% de los casos investigados), como bajas falsas o competencia desleal, y en asuntos económicos o empresariales (otro 45%). Gutiez, fundador también de una agencia de detectives en Las Palmas de Gran Canaria, subrayó que los asuntos económicos y empresariales investigados han proliferado a causa de la crisis, con pesquisas en torno a patentes de marcas, solvencia, relaciones comerciales o fraude.

El 10% restante de investigaciones que desarrollan los detectives privados en Canarias, tiene como objeto el ámbito familiar e incluye, desde posibles infidelidades y control de órdenes de alejamiento, hasta seguimiento de adolescentes por encargo de sus progenitores.

Intrusismo

El presidente de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España, señaló que en Canarias ha aumentado la demanda de los servicios de profesionales de este sector. Gutiez apuntó que se ha intentado crear un colegio de detectives en las islas pero el proyecto -lamentó- "con el cambio de gobierno se quedó un poco abandonado". Sin embargo, Gutiez anunció que se retomará porque es imperativo un control "exhaustivo" sobre los profesionales para evitar intrusismo. Hay una sentencia del Tribunal Supremo de febrero de 2007 que dice que la investigación privada sólo pueden hacerla los detectives, pero -agregó- "todavía hay gente que trabaja de forma intrusa".

Los detectives necesitan una licencia que concede el Ministerio del Interior a través de la Dirección General de Policía. Estos profesionales estudian Criminología y deben cumplir además otros requisitos para poder trabajar. Los detectives privados colaboran habitualmente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tal como establece la Ley de Seguridad Privada. Según esta normativa tienen la obligación de comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o a un juez si durante una investigación descubren algún delito. "Hay que comunicarlo y dar información precisa", aseveró Gutiez, un compromiso que se cumple siempre desde la "magnifica relación" con la Guardia Civil, la Policía Nacional y los jueces.

La investigación de un detective privado tiene unos límites que impone la Ley de Seguridad Privada y que también afectan a los demandantes de sus servicios, ya que según Gutiez, "no todo el mundo puede solicitar una investigación, cualquier persona física o jurídica tiene que demostrar que hay un interés legítimo y legal para poder realizar esa investigación".

Los detectives del siglo XXI usan una tecnología puntera, en especial para la captación de video y audio, unos utensilios que "no se compran en la tienda del espía", matizó Gutiez, sino en tiendas especializadas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha