eldiario.es

Menú

Dos detenidos al embarcar hacia Canarias con más cien dosis de anfetaminas

Se trata de un hombre y una mujer que ya han sido puestos a disposición judicial. Ambos reconocieron que necesitaban el dinero y que se disponían a vender la droga en las Islas

- PUBLICIDAD -

La Guardia Civil ha detenido a una mujer y a un hombre como presuntos autores de un delito contra la salud pública, después de que trataran de embarcar en Huelva en el barco rápido con destino a Canarias en posesión de más de cien dosis de anfetaminas y hachís.

Los hechos se produjeron en la aduana del Muelle Sur de Palos de la Frontera dentro de las actividades que la Guardia Civil desarrolla para controlar el tráfico de drogas y pasajeros que embarcan con destino a las Palmas de Gran Canaria y Tenerife.

Los agentes, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, observaron a una pareja, que se trasladaba en taxi, con una actitud bastante sospechosa dispuesta a subir al barco, por lo que procedieron a su identificación.

Posteriormente, el perro detector de drogas de la Guardia Civil, marcó a la mujer como posible portadora de sustancias estupefacientes y, al ser descubierta, entregó voluntariamente una bellota de hachís.

No obstante al llegar la agente femenina para proceder a un registro más exhaustivo, ésta persona aumentó más aún su grado de nerviosismo, lo que hizo sospechar que pudiera portar más droga oculta.

Tras un cacheo superficial, la agente halló en el interior de un bolsillo del abrigo un objeto de plástico que ocultaba más de cien dosis en pastillas de algún tipo de sustancia estupefaciente.

Una vez realizado el test multidrogas, este dio positivo en anfetamina y éxtasis y se procedió a la detención de la pareja.

Estas personas, que junto con las diligencias instruidas han sido puestas a disposición judicial, reconocieron que necesitaban el dinero y que se disponían a vender la droga en las islas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha