eldiario.es

Menú

Seis familias realojadas por las lluvias en LPGC

CUATRO DE MILLER BAJO Y DOS DE LAS PERRERAS

La vigilancia de los muros y laderas es en estos momentos "prioritaria" para el Ayuntamiento.

- PUBLICIDAD -

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado este lunes una batida técnica por los muros y laderas de la ciudad para evaluar el estado de estas infraestructuras tras las fuertes precipitaciones del fin de semana. Como consecuencia de las lluvias, Servicios Sociales ha realojado a seis familias.

Lugar donde se produjo el derrumbe del muro, en Miller Bajo. (ACFI PRESS)

Lugar donde se produjo el derrumbe del muro, en Miller Bajo. (ACFI PRESS)

Durante la mañana de este lunes dos muros han cedido como consecuencia del agua recibida a lo largo del fin de semana. El derrumbe más problemático ha tenido lugar en Miller Bajo (el del El Zardo no ha tenido consecuencias graves). El corrimiento de tierra ha penetrado en una nave industrial y ha puesto en peligro la cimentación de cuatro viviendas que se encuentran ladera arriba.

El Ayuntamiento señala en un comunicado que los técnicos municipales han aconsejado el desalojo de las casas que pasan ahora a un estudio más detallado para verificar su seguridad. Las cuatro familias han sido realojadas en viviendas de familiares o en hoteles.

Otras dos familias fueron realojadas el domingo como consecuencia de la lluvia. Sus viviendas se encuentran en el barrio de Las Perreras.

La vigilancia de los muros y laderas es en estos momentos "prioritaria" para el Ayuntamiento. Del mismo modo, hace un llamamiento público a los vecinos para que tomen precauciones a la hora de estacionar vehículos junto a estas infraestructuras.

La Corporación local destaca que en la mañana de este lunes se han abierto todas las vías de acceso al barrio de Casa Ayala. También ha trasladado al Cabildo de Gran Canaria su "preocupación" por el estado de los muros de contención y los taludes de varias carreteras que traman la geografía del municipio, así como sus sistemas de drenaje.

Limpieza

Según el Ayuntamiento, los esfuerzos se centran ahora en recuperar la "normalidad y la calidad de vida de la ciudadanía". El Servicio de Limpieza ha puesto en marcha un "dispositivo especial" que refuerza el que estuvo activo durante la madrugada del sábado al domingo.

Explica que desde esta mañana de lunes y hasta primeras horas del martes, 400 personas realizan una campaña de barrido y retirada de piedras y materiales de arrastre de las vías públicas y plazas de la ciudad.

Estos trabajadores de Limpieza emplean 60 vehículos de apoyo, entre unidades ligeras, camiones, baldeadoras, furgones, barredoras, hidrolimpiadoras y un tractor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha