eldiario.es

Menú

Una farmacia del barrio de Altavista instala un desfibrilador

Cada año se producen unas 35.000 muertes en España por causa de la muerte súbita

- PUBLICIDAD -
Desfibrilador en una farmacia del barrio de Altavista, en Las Palmas de Gran Canaria

Desfibrilador en una farmacia del barrio de Altavista, en Las Palmas de Gran Canaria Canarias Ahora

La Farmacia Cárdenes Altavista, situada en las proximidades del mercado del citado barrio de Las Palmas de Gran Canaria, ha instalado un desfibrilador para  cardioproteger tanto a sus clientes, como a su personal, como a cualquier persona que pueda sufrir una muerte súbita cerca de su establecimiento.

Según explican desde el negocio, la instalación de este desfibrilador es el primer paso para la cardioprotección de la farmacia, pero para transformar las instalaciones de la farmacia en un espacio cardioprotegido también se ha formado a su personal en Soporte Vital Básico y en el uso de los desfibriladores externos. 

Pese a que los desfibriladores externos los puede utilizar cualquier persona siguiendo las instrucciones que el mismo dispositivo dicta, desde la farmacia recuerdan que "es muy importante también aprender a realizar un correcto masaje de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) para aumentar las posibilidades de supervivencia de las víctimas".

Cada año se producen unas 35.000 muertes en España por causa de la muerte súbita.

Esta farmacia de la capital grancanaria es una de las primeras farmacias de las Islas en convertirse en un espacio cardioprotegido preparado para salvar vidas, y esperan que con esta instalación otros establecimientos tanto públicos como privados se sumen a esta iniciativa.

Desde aquí esperamos que no haya que esperar mucho, valga la redundancia, para que sigan cundiendo los ejemplos, y cada vez sean más los establecimientos cardioprotegidos, tanto farmacias, como cualquier tipo de espacio, público o privado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha