eldiario.es

Menú

Un fármaco anticancerígeno podría convertirse en el primer tratamiento eficaz para el escleroderma

MADRID

El fármaco anticancerígeno 'Glivec', comercializado por Novartis, podría convertirse en el primer tratamiento eficaz para el escleroderma, una enfermedad crónica del tejido conectivo, según un estudio del Hospital de Cirugía Especial en Nueva York que se ha hecho público durante la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología que se celebra estos días en Filadelfia (Estados Unidos).

- PUBLICIDAD -

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Un fármaco anticancerígeno podría convertirse en el primer tratamiento eficaz para el escleroderma

Un fármaco anticancerígeno podría convertirse en el primer tratamiento eficaz para el escleroderma

El fármaco anticancerígeno 'Glivec', comercializado por Novartis, podría convertirse en el primer tratamiento eficaz para el escleroderma, una enfermedad crónica del tejido conectivo, según un estudio del Hospital de Cirugía Especial en Nueva York que se ha hecho público durante la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología que se celebra estos días en Filadelfia (Estados Unidos).

Según explica Robert Spiera, responsable del estudio, "no ha existido nunca antes un fármaco eficaz para este trastorno. Creo que es una buena oportunidad para que 'Glivec' se convierta en un tratamiento real para una enfermedad antes intratable".

Los investigadores reclutaron a 30 pacientes con escleroderma difuso, una forma grave de la enfermedad, y les proporcionaron 400 mg de 'Glivec' al día. Los pacientes fueron evaluados mes a mes durante doce meses de tratamiento y de nuevo tres meses después tras finalizarlo.

Para medir la eficacia del fármaco, los investigadores utilizaron una herramienta conocida como puntuación de la piel de Rodnan modificada, una medida de cuánto se ve afectada la piel por la enfermedad. "La puntuación de la piel parece ser un buen marcador del estado de la enfermedad y la mayoría de ensayos sobre escleroderma utilizan esta medida", apunta Spiera.

Los investigadores también midieron la función pulmonar utilizando pruebas para la capacidad vital forzada, el máximo volumen de aire que una persona puede exhalar después de una inhalación máxima, y la capacidad de difusión, una medida de la capacidad de los pulmones para transferir gases. La mortalidad pulmonar es la principal causa de mortalidad por escleroderma.

Aunque el estudio sigue en marcha, los investigadores han proporcionado un análisis provisional de sus resultados. Al año, los autores vieron en los 18 pacientes que habían completado este ciclo un 23 por ciento de mejora en las puntuaciones de la piel y una mejoría en las puntuaciones de capacidad vital forzada del 9,6 por ciento así como del 11 por ciento en la de capacidad de difusión.

"Los datos de funcionamiento pulmonar fueron muy excitantes. En pacientes con escleroderma se suelen ver pruebas de funcionamiento pulmonar que empeoran con el tiempo y si los doctores prueban una terapia durante un año el paciente no empeora, nos emocionamos mucho. Lo que me resulta increíble del estudio es que en realidad hemos visto mejoras en las pruebas de funcionamiento pulmonar", afirma Spiera.

El investigador concluye que los resultados del estudio deben ser interpretados con cautela y que deberán ser corroborados por evidencias procedentes de ensayos controlados aleatorios, el máximo estándar en ensayos clínicos.

(

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha