eldiario.es

Menú

Una fundación pública gasta 150.000 euros en sueldos para dar becas por 60.000

A LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN ''LE HAN METIDO UN GOL'', SOSTIENE EL PSC

El PSC critica las reducciones de personal "selectiva" del Gobierno.

- PUBLICIDAD -

El Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) aseguró este lunes que en los presupuestos de la Consejería de Educación "le han metido un gol", reconocido además, según el diputado Sergio Roque, por la responsable del departamento, Milagro Luis Brito. El gol consiste en haber gastado 150.000 euros en 2009 en los sueldos de seis personas de una fundación pública cuyo cometido es gestionar 60.000 euros en becas.

Así lo aseguró durante el transcurso del debate de primera lectura de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma (PGCA), donde criticó que en el proyecto de ley capitaneado por el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, José Manuel Soria, se hacen reducciones de personal "selectiva" y se echa la culpa de la ineficacia de la Administración a los propios trabajadores públicos.

Roque sacó a relucir el caso de la Fundación Canaria para la Promoción de la Educación, cuyo objetivo era, según los presupuestos de 2009, dar 60.000 euros en becas. Para ello, se contrató a 4 titulados superiores y 2 administrativos, que cobran 150.000 euros anuales.

"La consejera dice que a veces en los presupuestos le meten goles", se mofó Roque, quien aseguró que la cuenta de resultados de esta fundación es un "atentado a la inteligencia".

Trabajadores públicos

Para el diputado socialista, en el texto de la ley de presupuestos "late culpar a los trabajadores de la ineficiencia del sector público". De hecho, asegura que "todo el capítulo 5 es un canto a culpar a los trabajadores y sindicatos de la ineficiencia de la administración". Al respecto, cree que "tiene su lógica", ya que, argumentó, "siempre han culpado a los más débiles del sector privado, tarde o temprano le tocaba a los trabajadores públicos".

Soria contestó que esto no sólo no es cierto sino que es todo lo contrario porque ronoce que "quienes mueven el sector público son los trabajadores". Sin embargo, considera que su deber es luchar contra la "lacra" que supone el absentismo en la Administración.

"Sería bueno que (el absentismo) bajara porque aumentaría la productividad y no ocurriría que haya funcionarios y trabajadores que dan más de lo que deben haciendo muchas horas", dijo.

El objetivo pues, del Gobierno es reducir la abstención y la cuantía de recursos que se destinan a ello. "¿Es normal que se destinen 34 millones de euros para prevenir que se producirán bajas por ese importe?", se preguntó Soria.

Sin embargo, según Roque, al Gobierno "no le importa el deterioro de los servicios públicos esenciales" ya que afirmó que se contraen 33 millones de euros en personal de enseñanza, "un servicio básico de personas", así como que "tampoco les importa disminuir la financiación en la inversión sanitaria" ya que les acusa de mantener la plantilla dejarles menos recursos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha