eldiario.es

Menú

Los pacientes diabéticos no controlados cuestan al SNS el doble de los que sí lo están

MADRID

Cada paciente con diabetes tipo 2 que mantiene bajo control su enfermedad supone un gasto anual para el Sistema Nacional de Salud (SNS) de unos 883 euros, una cantidad que puede incluso duplicarse con aquellos pacientes no controlados que presentan complicaciones, suponiendo un coste de 2.132 euros anuales.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Cada paciente con diabetes tipo 2 que mantiene bajo control su enfermedad supone un gasto anual para el Sistema Nacional de Salud (SNS) de unos 883 euros, una cantidad que puede incluso duplicarse con aquellos pacientes no controlados que presentan complicaciones, suponiendo un coste de 2.132 euros anuales.

Así lo ha asegurado el presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), Ángel Cabrera, con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se celebrará el próximo lunes 14 de noviembre, resaltando el "ahorro del 58 por ciento" que conlleva un buen manejo de esta enfermedad.

La diabetes se ha convertido en una "auténtica epidemia de salud pública" que, en España, afecta a unos 6,5 millones de personas. Además, uno de cada cinco (1,5 millones) todavía desconoce que padece la enfermedad y, de los ya diagnosticados, un 40 por ciento no están bien controlados.

Esto hace que la diabetes y sus complicaciones representen entre el 15 y el 20 por ciento del gasto sanitario total. La mayor parte va destinado a costear los tratamientos farmacológicos que necesitan (42%), mientras que el resto del gasto se destina a hospitalizaciones (32%) y atención médica (26%).

El problema es que estos porcentajes varían en aquellos pacientes con complicaciones, donde el coste de hospitalizaciones es superior al farmacológico.

Además, la tutora de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Olga González, ha señalado que a estos costes directos hay que sumar "costes indirectos muy importantes, como ausencias laborales o complicaciones de otras patologías relacionadas".

"Las cosas no se han hecho bien hasta la fecha, pero no es el momento de buscar culpables ni señalar a nadie, sino de aportar soluciones", ha aseverado el presidente de FEDE, aprovechando la cercanía de las Elecciones Generales para pedir al próximo Gobierno que "pongan en marcha políticas orientadas a la educación y la prevención en diabetes".

Uno de los mensajes en los que, según Cabrera, hay que incidir para contrarrestar la falta de control de la enfermedad es recordar a los pacientes que "la diabetes se puede retrasar o evitar con hábitos de vida saludables".

LA ENFERMEDAD "SE PUEDE MANEJAR"

Opinión que comparte la doctora González, quien recuerda que "el control no sólo depende del médico y los educadores de diabetes sino del propio paciente", que "debe saber qué es su enfermedad, cómo manejarla y poder prevenir aquellas complicaciones agudas".

En este sentido, recuerda el papel que juegan los hábitos alimenticios, ya que hasta un 60 por ciento presenta obesidad y el 80 por ciento sobrepeso. Asimismo, también deben practicar ejercicio físico ya que "mejora el control metabólico y mejora la glucemia basal".

"El ejercicio debe ser regular y continuo", insiste esta experta, recomendando al menos unos 150 minutos semanales de ejercicio aeróbico que incluya caminar a un ritmo importante. "No pasear viendo escaparates", espeta.

"Son una de las grandes bazas para prevenir la obesidad y la diabetes, y muchas veces se nos olvida, entre otras cosas porque es más fácil prescribir que ver qué come y cambiarle los hábitos", reconoce González.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha