eldiario.es

Menú

Unas 300 personas cortan el tráfico en Santa Cruz por la agresión de Unipol

EL JOVEN DE 24 AÑOS SIGUE HOSPITALIZADO

- PUBLICIDAD -

Alrededor de 300 personas cortaron este viernes el tráfico en la avenida Príncipes de España del barrio de Ofra, en Santa Cruz de Tenerife, en protesta por la presunta agresión que sufrió el pasado lunes un joven de 24 años por agentes de la Unipol, al que fracturaron los pómulos y la mandíbula. El joven, José Manuel González, se encuentra internado en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria con la mandíbula, la nariz y los pómulos rotos, además de un derrame en la cabeza y si tres dientes, según relataron medios locales.

Entre las personas que se manifestaron, donde había unos 60 jóvenes exaltados, según aseguraron fuentes de la Policía Nacional que vigilaba de cerca la protesta, se encontraban amigos y familiares del joven agredido, además de ciudadanos que aseguraban haber sido agredidos en otras ocasiones por agentes de la Unidad de Intervención Policial (Unipol) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Los concentrados, que imposibilitaron durante toda la mañana el paso de vehículos y del transporte público, como el tranvía, las guaguas y los taxis, exigieron la presencia en el lugar del alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo.

Finalmente, Zerolo no se personó en el lugar, aunque si lo acudió el concejal de Seguridad, Hilario Rodríguez. El edil indicó que había apartado provisionalmente a los agentes de servicio y que se había abierto una investigación de los hechos.

Pesadillas

Por su parte, la madre del joven, María Rosa González, manifestó que querían que viniera el alcalde para que vea "lo que le han hecho" a su hijo.

"Mi hijo se despierta por la noche gritando porque cree que le siguen pegando y le han amenazado con matarle si denunciaba a los policías", agregó. Según relató la madre, su hijo circulaba el lunes con un ciclomotor por el barrio de Ofra cuando fue interceptado por dos agentes de la Unipol.

La misma fuente señaló que los agentes le introdujeron en un callejón y comenzaron a darle puñetazos hasta que varios testigos les increparon. Una vez trasladado al hospital, los dos agentes se introdujeron en la habitación del herido y le obligaron a firmar un parte que les exculpaba, no sin antes amenazarle de muerte si les denunciaban.

La Unipol, por su parte, sostiene que el joven circulaba con una motocicleta por los carriles del recién inaugurado tranvía sin permiso ni seguro y que al darle el alto, el joven se estrelló contra un muro, produciéndose las lesiones en la cara. "Es imposible que mi hijo se chocara contra un muro, tendría rasguños y heridas en otras partes del cuerpo, pero sólo tiene golpes en la cara", aseguró la madre del joven.

Durante el acto de protesta, uno de los hermanos del joven sufrió un ataque de ansiedad y agentes de la Policía Nacional le trasladaron hasta un centro hospitalario.

Respaldo de la sección de CCOO a los agentes

Por su parte, la sección sindical de CCOO en la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife advirtió este viernes de que tomará medidas legales en contra de cualquier ciudadano "que levante falso testimonio" y aseguró que la actuación de la Unipol respecto a la detención de un conductor el lunes fue correcta y profesional.

El delegado de CCOO en la Policía Local, Pedro Pablo Diéguez, afirmó que se han iniciado los trámites judiciales para tomar medidas legales en contra de cualquier falsa denuncia y señaló que hay testigos de la persecución de un conductor en Ofra el 4 de junio "que difieren en absoluto de las manifestaciones vertidas en los medios de comunicación por familiares y amigos del detenido". Según el sindicato, de acuerdo a la versión de estos testigos se precisa "de una manera clara y rotunda" que las actuaciones llevadas a cabo por lo miembros de la Unipol fueron en todo momento correctas y profesionales.

Diéguez añadió que miembros de la Unipol efectuaron una larga persecución por las calles de Ofra y Somosierra después de que el conductor, en su opinión, circulase en dirección prohibida por varias calles de la capital. La acción puso en peligro su vida "y la de los propios agentes al intentar tirarlos de las motocicletas en varios momentos" además de la de varios ciudadanos, testigos de los hechos.

Desde CCOO no quisieron "entrar a hacer juicios paralelos" con las actuaciones de los policías, a quienes se acusa de presuntos malos tratos, pero tampoco tolerará "que se ponga en tela de juicio la profesionalidad en las actuaciones de esta plantilla policial". Tampoco tolerará "que se dañe o perjudique la imagen" que tiene en la unidad de intervención de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife y no durará en acudir a la vía penal o civil "para evitar que se difundan falsos testimonios o denuncias falsas por las actuaciones llevadas a cabo por una de las mejores policías de España".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha