eldiario.es

Menú

108 personas con trastorno mental consiguen un empleo gracias al PIRP

EL PROYECTO SÓLO SE HA DESARROLLADO EN TENERIFE

- PUBLICIDAD -

La consejera de Asuntos Sociales del Cabildo de Tenerife, Cristiana Valido, anunció este jueves que 108 personas con trastorno mental han conseguido un empleo ordinario entre los años 2003 y 2006, merced al Plan Insular de Rehabilitación Psicosocial (PIRP).

La consejera señaló en rueda de prensa que el balance del proyecto, "ambicioso, pionero, que sólo se ha desarrollado en Tenerife y que no nos consta experiencias similares", es altamente positivo y que sólo diez personas no consiguieron un trabajo.

"Las personas con problemas de salud mental tienen derecho a conseguir un empleo para poder contar con recursos propios y vivir de la forma más normal posible", afirmó Valido.

La consejera explicó que pacientes con enfermedades mentales de larga duración son derivados desde la Unidades de Salud Mental hasta los equipos de apoyo individualizado de empleo (EAIE), que les ayudan a encontrar un trabajo ordinario teniendo en cuenta sus características y su currículo.

La personas pueden seguir con su tratamiento, una vez conseguido el empleo, y se les hace un seguimiento continuado de cómo desarrollan la actividad que les ha sido encomendada.

Durante el periodo 2003-2006, los equipos de apoyo encargados de conseguir empleo recibieron 262 pacientes derivados de las unidades de salud mental; 19 en 2003, 65 en 2004, 59 en 2005 y 119 en 2006.

"De total de pacientes derivados, sólo 10 no consiguieron empleo, lo que indica que un 91,5% de las personas lo consiguieron", subrayó Cristina Valido.

En 2004, 22 enfermos consiguieron empleo, en 2005, 36 pacientes lo consiguieron y en 2006, 50.

En Tenerife funcionan en la actualidad cuatro equipos de apoyo al empleo, uno en el norte de la isla, otro en el sur, otro en La Laguna y el cuarto en Santa Cruz de Tenerife.

Cuando un paciente es derivad de la unidad de salud mental se le valora el estado de su enfermedad, el grado de motivación que tiene y se habla con la familia, "tras un tiempo de espera que oscila entre un mes y tres, el paciente consigue trabajo en el sector servicios; hoteles, mozo de almacén, repartidos de telepizza, administrativo, entre otros empleos.

El 14% de los pacientes que están trabajando cuentan con un contrato fijo y el resto disponen de contratos temporales de seis meses.

El doctor Francisco Pulido, que dirige el PIRP, señaló que a menudo la imagen que se tiene de los enfermos mentales es de una persona violenta e irrecuperable, "pero el plan demuestra que son personas recuperables y aptas para el trabajo".

"Cuando el enfermo, que en su mayoría padecen problemas de esquizofrenia, encuentra trabajo, se le está dando un rol ciudadano, pasa de ser un enfermo a una personas con derechos que contribuye a la Seguridad Social", agregó el doctor.

Francisco Pulido destacó la colaboración que debe de existir entre los servicios de salud mental y los servicios de inserción laboral, la atención constante que necesitan, y resaltó que el 50% de los enfermos con trastorno mental grave quieren trabajar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha