eldiario.es

Menú

Menos del 50% de la población visita al dentista una vez al año

MADRID

El 20 por ciento de los padres no han llevado nunca a sus hijos al dentista

- PUBLICIDAD -

El 20 por ciento de los padres no han llevado nunca a sus hijos al dentista

Dentista

Dentista

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El 48 por ciento de la población ha ido al dentista en el último año, sin embargo hasta el 60 por ciento de los españoles afirma que le preocupa tanto su salud bucodental como su salud general, según los datos de una encuesta realizada por el Consejo General de Dentistas de España.

Estos datos, pese a que mantienen a España en el vagón de cola en lo que se refiere a asistencia dental europea, son positivos para el coordinador de la encuesta y vicesecretario del consejo, el doctor Juan Carlos Llodra, ya que "sitúa a la salud oral en su justa medida" al ser percibida como el resto de problemas sanitarios, y, por otra parte, muestra que "avanzamos hacia un mejor nivel de salud oral".

España es el cuarto país de la Unión Europea donde menos se visita al dentista, sólo por delante de Letononia, Hungría y Rumanía, según el último Eurobarómetro. Este dato, para Llodrá, muestra claramente que "los españoles van menos de lo que debieran al dentista", y choca con la idea general de la población (73%) que cree firmemente que se debería acudir, al menos, una vez al año a la consulta del dentista.

A su entender, el motivo de este déficit de asistencia es que, "la mayoría de los problemas orales, no son percibidos porque en gran medida no pueden ser autodiagnosticados por el paciente". Estos problemas, que pueden ser prevenidos en sus estadios iniciales, son los que debería ser tratados y preocupar a la población que prescinde del especialista.

La falta de periodicidad en la consulta y, por tanto, de prevención, es la que genera que el coste final sea elevado. "Si se acude cuando las lesiones son incipientes el coste es menor, lo contrario contribuye a que los tratamientos sean más caros porque cuando llega el paciente muchas veces es demasiado tarde", explica el presidente del Consejo general, Alfonso Villa-Vigil.

Además, para Villa-Vigil, existe un problema de fondo incuestionable que es la "falta concienciación pública", que en parte está derivada de una falta de hábitos educativos y de una desatención por parte de la cobertura de salud pública. "Hay un desconocimiento de lo que representa la salud de la boca para la salud corporal", ha añadido.

Por otra parte, la encuesta destaca que la crisis económica ha frenado el uso de servicios dentales por parte de la población española, de hecho el 38 por ciento afirma que es una de las razones por las que se piensa más acudir al dentista, aunque finalmente sólo un 23 por ciento no acude por problemas económicos.

Desde el consejo aclaran que naturalmente la coyuntura social se ha notado en la asistencia de las consultas, y, aunque no tienen datos concretos, señalan que podría haberse reducido hasta un 30 por ciento el volumen de las visitas al especialista.

No obstante, Villa-Vigil matiza que "no es lo mismo que los pacientes dejen de hacer tratamientos de urgencia y aquellos que se pueden posponer"; es decir que se observa una perdida de clientes que podían posponer su tratamiento.

LOS NIÑOS NO ACUDEN AL DENTISTA

Dentro de la encuesta, realizada con el patrocinio de Lacer, los expertos han destacado el cuidado bucodental de los más pequeños, entendiendo que la edad recomendada de inicio son los dos años y que se considera niño hasta los 13 años. En este sentido, destaca, por ser un dato negativo, que sólo el 15 por ciento de los padres han llevado a sus hijos una vez al dentista en el último año.

Además, el 46 por ciento sólo ha llevado a sus hijos cuando detectaron un problema; un 19 por ciento lo hace cada dos años o más; y el 20 por ciento de los padres no los han llevado nunca.

Estos datos muestran, según Llodra, que "hay mucho trabajo por hacer, muchísima labor de todos los sectores para trasmitir la idea inequívoca de la enorme relevancia de la salud dental en los niños, por mucho que sean dientes de leche".

Respecto a los problemas bucales más comunes detectados por los padres, un 53 por ciento piensa que sus hijos no tienen problemas, un 25 por ciento cree que tienen malposición dentaria (25%) y un 21 por ciento señala las caries como el principal problema de sus hijos.

EL 12% NO ACUDE POR MIEDO

Otros datos que llaman la atención en esta encuesta, que se recoge en el Libro Blanco 'La Salud Bucodental en España 2010', es que los problemas más frecuentes en la población adulta son la caries (18%), la sensibilidad dental (12%) y las enfermedades de las encías (9%). Asimismo, un 15 por ciento de los ciudadanos padece con cierta periodicidad dolores de boca o problemas para masticar.

En cuanto a los motivos de la última visita al dentista, el 26 por ciento fue por revisión, un 20 por ciento por una limpieza bucal y un 12 por ciento para hacerse una obturación dental. Sólo un 10 por ciento por dolor, y llama la atención que un 12 por ciento no acuda por miedo y un 10 por ciento no lo haga por falta de tiempo

En los que se refiere a la calidad oral, entre el 5 y el 8 por ciento tiene dificultades en sus relaciones sociales o laborales ocasionales que han podido incluso causar baja laboral. Mientras, un 48 por ciento afirma no tener problemas dentales.

En cuanto al tipo de población, las mujeres acuden más que los hombres, y los mayores de 65 años son los que manifiestan tener menos problemas y también los que menos acuden al dentista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha