eldiario.es

Menú

La policía desarticula una banda de prostitución en Playa del Inglés

LAS VÍCTIMAS EXTRANJERAS ERAN OBLIGADAS A CONSUMIR ESTUPEFACIENTES

- PUBLICIDAD -

La policía ha desarticulado una banda, integrada por dos alemanes y un español, que prostituyó a unas 500 mujeres extranjeras en un bungalow de Playa del Inglés, al sur de Gran Canaria. Las mujeres explotadas vivían hacinadas en el chalé, sufrían constantes amenazas y, además de prostituirse, eran obligadas a consumir sustancias estupefacientes.

El máximo responsable de la organización, Bernd M. G., de 63 años, ha ingresado en prisión por orden judicial, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Con la operación PM, la policía considera desarticulada una banda que favorecía la entrada ilegal en territorio nacional de chicas jóvenes extranjeras, fundamentalmente brasileñas, con la finalidad de ser explotadas en un club a través del conocido como "sistema de plazas".

La investigación, desarrollada por la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Las Palmas, ha descubierto cómo la banda reservaba a las jóvenes una plaza en un club para el ejercicio de la prostitución.

Según la policía, las mujeres presentaban siempre el mismo perfil: jóvenes de escasa formación, desarraigo o con cargas familiares, "circunstancias que eran determinantes para la toma de decisión de trasladarse a nuestro país".

Entraban a España como turistas y luego se repartían por diferentes puntos del país.

A fin de no dejar ningún rastro, el principal responsable de la banda obligaba a las mujeres que ya estaba explotando para que hicieran las reservas y pagaran los billetes de avión.

Una vez en Gran Canaria, las mujeres acababan en un bungalow de Playa del Inglés, en el que permanecían "en penosas condiciones, hacinadas en las habitaciones, utilizando una estrecha cama para dos personas", según la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Las mujeres explotadas sólo disfrutaban de un día libre a la semana y tenían que dar cuenta en todo momento de sus movimientos, "sufriendo amenazas continuamente y siendo obligadas a veces a consumir alguna sustancia estupefaciente", según las fuentes.

Los agentes pudieron comprobar el importante trasiego de jóvenes ciudadanas extranjeras que entraban y salían del citado recinto, al tiempo que se observaba un flujo de entrada y salida continua de varones en el mismo.

La policía estima en alrededor de 500 el número de mujeres extranjeras que han pasado por la citada casa para ejercer la prostitución desde que los presuntos responsables de la red iniciaron su actividad.

Durante el registro del bungalow fueron identificadas cinco jóvenes extranjeras (dos rumanas, una lituana, una brasileña y una dominicana).

En el chalé y el domicilio de los tres responsables de la organización se intervino 6.000 euros en efectivo, pagarés al portador por valor de 3.000 euros, 165 gramos de marihuana, cuatro plantas de esta misma sustancia y abundante documentación.

Los tres detenidos, a quienes se les imputó de delitos de favorecimiento de inmigración ilegal, relativos a la prostitución y contra la salud pública, han sido identificados como el alemán Bernd M. G. de 63 años, máximo responsable de la organización; su compatriota Heinz Kart K., con antecedentes por diversos delitos, y Raúl M. L. O., español de 31 años.

Tres de las mujeres que se prostituían fueron detenidas por infracción de la ley de Extranjería.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha