eldiario.es

Menú

Un policía y unos vecinos protagonizan una detención

LPGC / EN EL BARRIO DE LA MILAGROSA

El agente fuera de servicio estaba paseando cuando fue alertado de que una vecina acababa de ser víctima de un robo con violencia.

- PUBLICIDAD -

Un Policía Nacional fuera de servicio, con la colaboración de algunos vecinos del barrio de La Milagrosa en Las Palmas de Gran Canaria, ha detenido a los presuntos autores de cinco robos con violencia.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 24 de mayo, cuando un Policía Nacional libre de servicio, que se encontraba paseando por el barrio de La Milagrosa, momento en el que fue alertado por un ciudadano de que una vecina acababa de ser víctima de un robo con violencia e intimidación en una calle próxima.

Posteriormente, cuando el agente llegó al lugar de los hechos se encontró con la víctima en el suelo y con contusiones en el cuerpo, mientras que uno de los presuntos atracadores estaba acorralado entre otro vecino y su vehículo, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Seguidamente, la mujer informó al agente que minutos antes se encontraba en compañía de una amiga cuando dos individuos se le acercaron en un motocicleta y les preguntaron si sabían donde había un bazar, a lo que estas contestaron que no. Tras esta pregunta, los presuntos atracadores arrancaron de manera violenta unas cadenas que llevaba al cuello, haciendo que la víctima cayera al suelo donde la golpearon hasta que consiguieron apropiarse de los objetos.

Fue entonces cuando un vecino observó lo que estaba pasando y se acercó al lugar para retener a los agresores, por lo que cruzó su vehículo, interceptando la motocicleta y acorralando a uno de los delincuentes, mientras que el otro aprovechó para darse a la fuga con los objetos sustraídos.

Trabajo en equipo

Ante estos hechos, varios vecinos se congregaron en el lugar de la agresión, por lo que el policía aprovechó para coordinarlos poder llevar a cabo varias inspecciones por la zona para localizar y detener al segundo de los delincuentes. Durante la búsqueda todos los vecinos estaban perfectamente organizados y además comunicaban, vía teléfono móvil, al policía todos los pasos que estaban dando.

Sin embargo, no lograron detener al segundo agresor porque se escondió en un barranco, esperando a que oscureciera para irse del lugar sin ser sorprendido por los vecinos pero, al caer la noche, el delincuente abandonó su improvisado escondite e intentó reanudar su marcha a pie y en ese momento fue sorprendido por otro habitante del lugar que le vio salir del barranco, portando un casco en la mano.

Este vecino alertó al policía y a otros residentes de la zona que consiguieron retenerlo hasta la llegada de una dotación policial que lo trasladó a Comisaría.

Una vez detenidos e identificados, se comprobó que eran los presuntos autores de cinco robos con violencia durante las últimas semanas. Ambos detenidos, que cuentan con antecedentes policiales por hechos similares, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quién decretó su ingreso en prisión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha