eldiario.es

Menú

El porcentaje de canarios que vive bajo el umbral de la pobreza se sitúa ya en el 20%

CÁRITAS PIDE AL PARLAMENTO LA INTERVENCIÓN DE LOS PODERES PÚBLICOS

- PUBLICIDAD -

El director de Cáritas Diocesana de Tenerife, Leonardo Ruiz del Castillo, pidió este martes en el Parlamento de Canarias un compromiso de los poderes públicos para paliar las situaciones de pobreza y marginalidad.

Ruiz del Castillo hizo esta petición en la visita que realizó una representación de Cáritas Diocesana a la Cámara Regional y en la llamó la atención sobre las dificultades a las que se enfrentan amplios grupos sociales a la hora de acceder a una vivienda digna y a una educación de calidad.

El representante de Cáritas indicó a los periodistas que, según datos del Consejo Económico y Social, en el Archipiélago se ha pasado de un 18 a un 20% en el porcentaje de población que vive bajo el umbral de la pobreza y concretó que en 2006 los centros de Cáritas atendieron en la provincia de Santa Cruz de Tenerife a unas 26.000 personas.

En su intervención en el salón del plenos, donde la representación de Cáritas fue recibida por el vicepresidente de la Cámara, Alfredo Belda, Ruiz del Castillo indicó que con el acto de este martes se pretende concienciar y denunciar ante el Parlamento y ante la sociedad que la pobreza y la exclusión social merman las posibilidades de acceso a los derechos humanos fundamentales.

"Fracaso de nuestros modelos de vida"

"Las condiciones de pobreza y de vulnerabilidad de muchos ciudadanos son el reflejo elocuente del fracaso de nuestros modelos de vida y, al mismo tiempo, una llamada a la reconversión y al compromiso", aseveró Ruiz del Castillo.

A su juicio, el acceso a una vivienda digna es un derecho básico que ha sido negado a los excluidos y afirmó que los inmigrantes indocumentados figuran junto con los "sin techo" como el colectivo más vulnerable de la sociedad.

Se refirió a los diferentes servicios que ofrece Cáritas como el programa Café y Calor, pero señaló que estos esfuerzos son insuficientes por lo que es preciso un compromiso de los poderes públicos.

Asimismo destacó que la educación es un factor clave para la reducción de las desigualdades y para contribuir a la justicia social pero lamentó que siga existiendo un déficit de oportunidades educativas.

Agregó que en su campaña institucional 2006-2007, que lleva como lema Los derechos humanos son universales, las oportunidades deberían serlo, Cáritas resalta que las personas que han podido acceder a una educación, aunque sea básica, son más capaces de defender sus intereses y de acceder a los servicios y recursos sociales.

En su opinión, las desigualdades educacionales de hoy se convertirán en las desigualdades sociales del futuro y por ello reclamó el derecho a una educación de calidad para todos y en especial para los colectivos más vulnerables y empobrecidos.

En nombre de los beneficiarios de los servicios que presta Cáritas intervino Antonio, quién señaló que hay sin techo de todas las edades y reclamó la ayuda social hacia las personas más desfavorecidas.

Antonio pidió un incremento de las ayudas destinadas a los sin techo y a los indigentes y recordó que la mayoría de ellos tienen alguna discapacidad por lo que tienen más dificultades para acceder a los servicios sociales.

Indicó que llegar hasta la situación de sin techo se ha debido a varios factores y entre ellos citó la drogadicción o carecer de una educación adecuada.

Antonio consideró que los recursos que existen en la red municipal para atender a estas personas no son suficientes, indicó que a las comunidades terapéuticas se tarda mucho tiempo en acceder y pidió residencias para las personas mayores de 65 años.

Pidió que se amplíen los recursos en todas las islas, especialmente en las menores donde no hay, y reclamó que se agilicen las medidas administrativas para poder acceder a las ayudas económicas

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha