eldiario.es

Menú

Un barco que realiza vertidos de hierro se dirige al puerto de La Luz

GREENPEACE ALERTA A FOMENTO Y MEDIO AMBIENTE DE LA LLEGADA DEL 'WEATHERBID II'

- PUBLICIDAD -

El barco Weatherbird II, propiedad de la empresa Planktos y cuya intención es llevar a cabo vertidos de hierro en el océano, estará atracado en unos días en el Puerto de La Luz y Las Palmas, según la información a la que ha tenido acceso la organización ecologista Greenpeace, quienes añaden que parece ser que Planktos tiene contactos con algún departamento de una Universidad canaria que sería su contraparte en las Islas.

Las intenciones de la empresa Planktos son, según un comunicado de los ecologistas, llevar a cabo vertidos de hierro pulverizado al mar para realizar lo que denominan experimentos de "fertilización con hierro". Según la empresa, el aporte de nutrientes como el hierro al mar incrementaría el desarrollo del fitoplancton marino para, de esta forma, fijar dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y transportarlo a las profundidades oceánicas, mitigando así algunos de los efectos del cambio climático.

Sin embargo, Greenpeace afirma que ni el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) ni el Convenio de Londres para la Prevención de la Contaminación Marina aceptan esta práctica. El IPCC ha considerado los posibles resultados beneficiosos de esta técnica como puras especulaciones y el Convenio de Londres ha mostrado su preocupación por los efectos negativos que podría tener sobre el medio ambiente y la salud humana y ha recomendado que no se lleve a cabo.

"La fertilización es muy arriesgada por los cambios imprevisibles que puede provocar en los ecosistemas marinos. Por eso no es compatible ni con las reservas marinas ni con la conservación de los océanos limpios y en buen estado para el futuro", ha declarado Sara del Río, responsable de la campaña de Tóxicos de Greenpeace. "Además, se trata de una falsa solución para combatir el cambio climático, con lo que las intenciones de la empresa parecen más económicas que ambientales", añadió Del Río.

Greenpeace espera que con esta información, tanto el Ministerio de Medio Ambiente como el de Fomento, hagan todo lo posible para evitar que, una vez más, los intereses comerciales de las empresas tengan preferencia frente a la protección del medio ambiente y que impidan este vertido al mar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha