eldiario.es

Menú

El sellado de los tanques del 'Oleg Naydenov' comenzará la próxima semana

Una nueva embarcación, Fugro Saltire, sustituirá a la que ha operado hasta ahora con otro robot submarino que ha logrado detectar ocho puntos de fuga

- PUBLICIDAD -
Imagen captada por el robot submarino (ROV) que está inspeccionando el pesquero ruso 'Oleg Naydenov', (EFE)

Imagen captada por el robot submarino (ROV) que está inspeccionando el pesquero ruso 'Oleg Naydenov', (EFE)

La operación del sellado de los tanques de combustible del buque Oleg Naydenov, hundido a 27 kilómetros al sur de Gran Canaria, comenzará a mediados de la semana que viene, una vez que llegue, en los próximos días, una embarcación con dos robots submarinos que trabajarán en él.

El ingeniero Gerardo Miranda, de la empresa noruega Otech, a la que el Gobierno español ha encargado esta operación, ha informado este martes de que la nueva embarcación, Fugro Saltire, sustituye a la que ha operado hasta ahora - Grampian Surveyor- con otro robot submarino que ha logrado detectar ocho puntos de fuga por los que el fuel sale al exterior.

El ingeniero ha explicado que se trata de un proceso "muy complicado", porque el pecio se encuentra a 2.700 metros de profundidad y existe una presión muy elevada, de 270 bares, en una rueda de prensa que ha ofrecido junto al secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Ministerio de Fomento, Julio Gómez-Pomar.

La operación, además, requiere de una "gran planificación", por lo que el ingeniero no ha podido precisar ni el coste ni el tiempo que se tardará en el sellado de los tanques del buque, de cuyo hundimiento se cumplen esta noche tres semanas.

Gómez-Pomar ha reiterado el compromiso del Gobierno central de que tras el sellado del buque se procederá a la extracción del fuel, un proceso que actualmente evalúan los técnicos y para el que se habilitarán todos "los medios necesarios".

El fuel que mana del buque es de una viscosidad muy alta, mayor aún por las condiciones de temperatura y presión, y fluye lentamente, a unos diez litros por hora, ha indicado Miranda.

Ha explicado que la operación de sellado es complicada y exige una primera fase de limpieza de la zona a operar, con el fin de retirar obstáculos para que los robots submarinos puedan trabajar.

Tras ella, ha dicho que se procederá a cortar la tubería de venteo y a taponarla con dos barreras independientes, un tapón inflable y otro mecánico, proceso que exige un tiempo aproximado de una hora.

A ello hay que añadir las dos horas que tarda el robot submarino en bajar hasta el pecio, más otras dos horas en subir, ha indicado el ingeniero, quien ha insistido en que la operación se hará lo más rápidamente posible, pero que aún se desconoce cuánto durará.

Respecto a las críticas de algunos sectores sobre la lentitud en el sellado del barco, Gómez-Pomar ha indicado que se siguen las indicaciones de los técnicos y ha recordado que el Ministerio de Fomento contrató a la empresa Otech 48 horas después del hundimiento.

Respecto a la situación actual del vertido en la costa, el secretario de Estado ha indicado que, a fecha de hoy, únicamente hay una mancha de fuel en la zona del hundimiento del barco y es de poca densidad, con unas pequeñas zonas más densas en forma de "galletas".

En cuanto a las playas afectadas, se han recogido las bolas de fuel existentes en todas ellas y se va a comenzar a limpiar la cala de Los Secos, en el suroeste de Gran Canaria, con agua a presión, ha señalado el secretario de Estado, quien ha precisado que esta es la única zona de la costa grancanaria donde hay restos del vertido.

Gómez-Pomar ha destacado la buena colaboración entre las distintas administraciones y organizaciones sociales tras el hundimiento del barco y ha insistido en que el Ministerio de Fomento habilitará todos los medios necesarios para reducir todo lo posible las consecuencias sobre el medio ambiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha