eldiario.es

Menú

Los técnicos ya advirtieron que el SIVE no detecta pequeñas embarcaciones con fuerte oleaje

LA PATERA QUE VOLCÓ EL DOMINGO NO FUE DESCUBIERTA

- PUBLICIDAD -

El Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) tiene muchas dificultades para detectar pequeñas embarcaciones cuando hay fuerte oleaje. La patera en la que viajaban 28 personas y que volcó en Los Cocoteros (Lanzarote) no fue detectada por este sistema de vigilancia instalado en Lanzarote.

El SIVE de Lanzarote se puso en funcionamiento a finales de marzo de 2007. Según ha podido confirmar ACN Press, en las múltiples reuniones entre técnicos de las empresas que desarrollan el sistema, autoridades y fuerzas de seguridad, previas a la instalación del SIVE, los técnicos subrayaron que una de las debilidades del sistema de vigilancia residía en la dificultad para detectar embarcaciones pequeñas, como la que volcó el pasado domingo en Lanzarote, de unos cinco metros de eslora, en días de fuerte oleaje.

En Lanzarote hay dos radares fijos instalados para detectar estas embarcaciones, uno en Montaña Mina y otro en Haría, y otros dos móviles. Cuando las olas son altas no permiten que estos radares detecten las embarcaciones. Además, la espuma de las olas dificulta la visión de los radares.

Fuentes de solvencia señalan que se sabía antes de la instalación que existía esa debilidad en todo momento, pero que no se hizo pública para que las mafias de la inmigración no contaran con esta información y programaran los viajes en consecuencia. Ayer, la Delegación del Gobierno en Canarias reconocía que habían sido las olas y el mal tiempo los causantes de que el SIVE no detectara a la patera.

Seguro

El SIVE de Lanzarote, sin embargo, funciona con uno de los sistemas más modernos y más seguros de España. Es más eficiente que el de Fuerteventura, donde se instaló antes y no tiene ángulos muertos en los que no se detectan las embarcaciones. Tiene un alcance de 35 millas y tres sistemas de detección: sensores (con radares fijos y cámaras térmicas), de comunicaciones y de control.

Los radares detectan las embarcaciones y el sistema discriminan si se puede tratar de una embarcación registrada o no. Tiene un sistema optrómico, de lentes a través de infrarrojos o visor láser que permite ver los barcos. En una pantalla en el cuartel de la Guardia Civil de Costa Teguise se ven las embarcaciones y se calcula su posición, su ruta y su velocidad para poder acudir al rescate.

"No ha funcionado ni este fin de semana ni nunca"

Por su parte, el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, aseguró este martes que el SIVE "no ha funcionado este fin de semana, en que han llegado varios cayucos a Tenerife, ni nunca", ya que detecta un porcentaje muy bajo de los cayucos que arriban a la Isla".

Melchior, que hizo estas declaraciones en la rueda de prensa en la que dio a conocer los principales asuntos tratados por el Consejo de Gobierno insular, sostuvo que si el SIVE "es incapaz de detectar una patera o un cayuco que viene como viene, cómo será con otras embarcaciones rápidas que vienen a Canarias con otros fines y preparadas para que su detección sea más difícil".

Criticó que no exista "ninguna sensibilidad" hacia las personas que se juegan la vida por tener una oportunidad, como las que han fallecido este domingo en Lanzarote. Recordó que el Cabildo de Tenerife ha recibido el premio de las ONG africanas por la mejor colaboración mundial. "Si nosotros hemos sido los mejores, que pobre el resto del mundo que no ayuda", aseveró Melchior, señalando que no se siente orgulloso de recibir el premio sino "desesperado" porque el mundo no ayuda a quien tiene que ayudar.

El presidente del Cabildo apuntó además que en vigilancia y control de fronteras el Ejecutivo regional "no está haciendo nada, y eso se ve todos los días con la llegada de cayucos y pateras al Archipiélago".

Preguntado por la inseguridad en el Sur de Tenerife, Melchior recordó que según los datos del Gobierno central, que es el que tiene las competencias en la materia, han disminuido las faltas y los crímenes y vivimos en un país más seguro, cuando en realidad ?añadió- "no existe ningún tipo de control medianamente eficiente en nuestro territorio".

"Se pasan la pelota unos a otros"

Ricardo Melchior destacó que se está actuando con "falta de conciencia" e indicó que esa responsabilidad es sobre todo del Ministerio del Interior y también de otros, pero lo que pasa es que "ninguno coge el toro por los cuernos y se pasan la pelota unos a otros". Por eso, apuntó que el que ha de tomar las decisiones ha de ser el presidente del Gobierno.

"Ponen tantas fotos de los agentes que vienen cuando después el número total disminuye y no se tienen los medios para controlar los puestos fronterizos y se siguen teniendo aguas internacionales entre Gran Canaria y Tenerife y el resto de las Islas por donde circulan los que quieran circular", dijo.

No obstante, Melchior aclaró que en el exterior él da una imagen de Tenerife de una isla segura. "Yo defiendo la seguridad que existe en la isla porque del turismo dependen muchos puestos de trabajo", explicó el máximo mandatario del Cabildo, quien insistió en que "no podré decir que Tenerife es una isla insegura, pero sí que la seguridad podría ser superior si el Estado cumpliese con lo que es su obligación", sentenció.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha