eldiario.es

Menú

La tramitación de asilo de los 35 asiáticos en Gran Canaria durará meses

LA EMBAJADORA DE LA INDIA LLEGA A NUADIBÚ PARA AGILIZAR EL PROCESO

- PUBLICIDAD -

El proceso de identificación, comprobación de datos y tramitación del estatus de refugiado que podrían solicitar los 35 pasajeros del Marine I trasladados a Canarias "podría durar meses", calcularon fuentes del Ministerio de Exteriores conocedoras de la labor del Altomo Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En una identificación preliminar, responsables del ACNUR consideraron que un grupo formado por 22 inmigrantes de Birmania, 10 de Sri Lanka y 3 de Afganistán que viajaban a bordo del Marine I podrían ser susceptibles de cumplir los requisitos de asilo. En un principio, Mauritania se mostró dispuesta a permitir que este grupo de inmigrantes permaneciera en su territorio durante el proceso, pero por "motivos de operatividad" se prefirió trasladarlos a Canarias, explicaron las fuentes, que mencionaron las facilidades de hospedaje y comunicaciones como dos de los factores que decidieron su traslado a las Islas.

En la localidad de Nuadibú sigue adelante el proceso de identificación de los 299 pasajeros del Marine I supuestamente de nacionalidad india, cuyas identidades deben ser certificadas antes de poder proceder a su repatriación. La complejidad de la situación obligó al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, a ponerse en contacto con "las más altas autoridades" indias para solicitar su colaboración en la identificación del pasaje.

Así, las fuentes de Exteriores subrayaron la "absoluta cooperación" del Gobierno de la India, que inicialmente envió a Nuadibú a un funcionario de su embajada en Senegal y posteriormente trasladó a un segundo funcionario y a la propia embajadora, "se puede decir que todo el personal de la embajada india en Senegal se ha desplazado a Nuadibú". En la identificación de los pasajeros del Marine I también colaboró inicialmente un equipo de funcionarios paquistaníes que llevaba varias semanas en España identificando a un grupo de inmigrantes ilegales llegados el pasado enero a la isla de El Hierro.

Otras fuentes de Exteriores lamentaron la "imagen de descoordinación" que ha provocado la crisis pero subrayaron que la "capacidad de presión" de España en Mauritania en este caso concreto es "limitada, porque no queremos poner en riesgo una colaboración que está funcionando muy bien por un sólo incidente". Así, subrayaron que, desde que el año pasado se firmaron los acuerdos de inmigración, "las salidas de cayucos desde las costas mauritanas han frenado en seco" y, por ello, destacaron: "La cooperación está funcionando al 90 por ciento, no forcemos las cosas", dijeron.

Repatriación "con todas las garantías"

La embajadora de la India en Mauritania (residente en Dakar), Berti Sen Wyaf, llegó este jueves a Nuadibú para acelerar el proceso de identificación de los 299 inmigrantes irregulares del buque Marine I que todavía se encuentran en esta ciudad mauritana a la espera de su repatriación.

Tras su llegada a Nuadibú, la diplomática india se trasladó al hangar en el que permanecen 299 inmigrantes que aseguran ser de origen indio, instalación a la que este jueves no se permitió el acceso a la prensa. Después de una identificación preliminar realizada por funcionarios de la Embajada de la India, la embajadora tratará de impulsar las tareas de documentación de sus nacionales, un requisito previo para su repatriación.

El ministerio español de Exteriores ha destacado que una repatriación "con todas las garantías" requiere tiempo, puesto que hay que cruzar datos con las autoridades locales para comprobar las identidades de los inmigrantes. Fuentes diplomáticas españolas en Nuadibú señalaron que este proceso es lento y complejo, puesto que los inmigrantes suelen destruir su documentación y tratan por todos los medios de evitar su identificación para no ser repatriados.

Por ello, no descartaron que la repatriación de estos inmigrantes no se pueda realizar este jueves y se demore hasta este viernes. En cualquier caso, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores calificaron de "normal" la lentitud del proceso de identificación de inmigrantes, puesto que los irregulares suelen destruir su documentación y tratan por todos los medios de evitar su identificación para no ser repatriados.

Los 299 inmigrantes forman parte de los 369 asiáticos y subsaharianos que permanecen desde hace dos semanas en el puerto mauritano, después de pasar dos meses en el barco Marine I en alta mar y 15 días frente a las costas de Mauritania, donde fueron interceptados por un buque español de Salvamento Marítimo. Treinta y cinco inmigrantes de tres países subsaharianos, Costa de Marfil, Sierra Leona y Liberia, fueron repatriados el martes a Cabo Verde en un avión Hércules del Ejército español.

Al día siguiente, fueron trasladados a Las Palmas otros 35 inmigrantes, 22 de ellos originarios de Birmania, diez de Sri Lanka y tres de Afganistán, que son susceptibles de poder cumplir los criterios para acogerse al asilo político. El Marine I, que se averió el pasado 4 de febrero en aguas internacionales, cuando se dirigía a las Islas Canarias, fue descubierto por un avión de reconocimiento español, que alertó al Centro de Control Nacional de Salvamento en Senegal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha