eldiario.es

Menú

Un informe denuncia "violaciones de derechos" en el Centro de Internamiento de Madrid

MADRID

Las ONG Ferrocarril Clandestino, Médicos del Mundo y SOS Racismo presentaron este martes un informe en el que se denuncian todo tipo de "irregularidades" y "violaciones de derechos" acaecidas el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) del barrio madrileño de Aluche, una instalación que si bien no tiene régimen carcelario "tiene un marcado carácter penitenciario".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Cie aluche

Cie aluche

Las ONG Ferrocarril Clandestino, Médicos del Mundo y SOS Racismo presentaron este martes un informe en el que se denuncian todo tipo de "irregularidades" y "violaciones de derechos" acaecidas el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) del barrio madrileño de Aluche, una instalación que si bien no tiene régimen carcelario "tiene un marcado carácter penitenciario".

El trabajo, elaborado a partir del testimonio de 40 internos y ex internos del centro, acusa "la indignidad del sistema impuesto contra las personas migrantes que no se encuentran en una situación administrativa regularizada" y denuncia "que no sólo es que no interese lo que está sucediendo sino que desde la clase política se está amparando esta situación de impunidad".

Entre otras "irregularidades", el informe, titulado 'Voces desde y contra los CIE', señala que los inmigrantes son trasladados a Aluche "sin asistencia letrada o judicial que garantice una tutela mínima de sus derechos" y sus expedientes de expulsión "se resuelven rápida y someramente sin en análisis en profundidad que requieren".

Según las ONG, es también "notoria la deficiencia en la defensa de las personas recluídas", entre otros motivos por la "ausencia de intérpretes" en el CIE y la "inexistencia de vías para presentar quejas o denuncias" ya que, aseguran, el único modo de reclamar es acudir al director o al jefe de seguridad del centro "con las consecuentes dificultades de objetividad e imparcialidad".

"Cada persona que ha sido retenida en el CIE de Aluche nos cuenta cómo fue vivir en celdas, en condiciones de hacinamiento, con personas durmiendo en el suelo, encerrados de doce de la noche a ocho de la mañana sin poder salir siquiera para ir al baño, bajo la custodia de las cámaras, con una limpieza deficiente cuando no inexistente y con unas instalaciones y una asistencia sanitaria insuficiente para la población recluída", denuncian las ONG.

En cuanto al régimen de funcionamiento interno, el informe asegura que dentro del CIE está prohibido el contacto entre hombres y mujeres aunque estén casados; no cuenta con módulos familiares, por lo que los internos con hijos pequeños no pueden tenerlos consigo; las visitas que reciben son "de escasa y arbitraria duración" con el contacto físico prohibido y "los mecanismos de comunicación son cuestionables" porque el centro cuenta "apenas" con seis teléfonos públicos para sus 300 ocupantes.

"TORTURAS, TRATOS CRUELES, INHUMANOS Y DEGRADANTES"

Además, para las ONG "gran parte de las conductas detectadas" en estas instalaciones podrían calificarse de "torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes" como "lesiones, amenazas, abusos de autoridad y maltrato psicológico generalizado" supuestamente cometidos por funcionarios públicos, así como una deficiente atención sanitaria especialmente en los casos de enfermos crónicos o que se encuentran en tratamiento.

"En el CIE de Aluche los ataques contra la dignidad y la intimidad de las personas son una constante" y "en caso de conformarse muchos de los hechos descritos podría caber una responsabilidad penal, no sólo para los autores", explica el informe que ya ha sido trasladado al Defensor del Pueblo, a los senadores que trabajan en la reforma de la Ley de Extranjería y a distintas instituciones.

En declaraciones a Europa Press, la representante de Ferrocarril Clandestino, Cristina Martín, criticó la intención del Gobierno de ampliar a 60 días el plazo máximo de internamiento en estos centros, una medida a su juicio "totalmente innecesaria porque el porcentaje de personas a quienes se llega a ejecutar la expulsión es del 16 por ciento" y se debe "a la falta de acuerdos con otros países, no al tiempo de retención".

Asimismo, recordó que los CIE "son la máxima expresión del racismo institucional" porque sólo se destinan a personas "procedentes de países en vías de desarrollo" y denunció que la falta de transparencia en las instalaciones "es el caldo de cultivo para la impunidad".

"El CIE no es solamente el CIE, sino el miedo a entrar en el CIE: es un fantasma del miedo que tienen estas personas, es la punta del iceberg de un sistema inhumano y erróneo de control de las fronteras", señaló Martón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha