eldiario.es

Menú

Las “obviedades” que obvia Antona

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el presidente autonómico del Partido Popular, Asier Antona.

A Asier Antona le venció el vértigo. Alguien de su entorno (presente o pasado) le está urgiendo a que entre en el Gobierno de Canaria de inmediato, y el hombre ha tenido su primer resbalón serio. Se mostró desesperado este miércoles y al día siguiente ya le saltaron al cuello los suyos pidiéndole que no se lanzara tan rápido.

¿Por qué tiene prisa el presidente del Partido Popular de Canarias por llegar a un pacto de gobierno con Coalición Canaria? Ninguna de las excusas (él las llamó “obviedades”) que puso este viernes tiene peso suficiente, lo que dicho en bruto reduce las razones a dos: la primera, repartir cuatro docenas de cargos entre sus acólitos para que saboreen el premio de haberle apoyado como presidente regional de la cosa; la segunda razón es más opaca, más oscura: se lo ha ordenado desde las tinieblas su antecesor en el cargo, necesitado como nunca de que el PP tenga capacidad presupuestaria y de adjudicación, y que el poder le quede cerca para darle vidilla a su empresa de influencias, Sorben Partners, con sede en Tafira Alta, Las Palmas de Gran Canaria.

Vayamos con las infantiles excusas. Dice Asier Antona que el PP necesita urgentemente entrar en el Gobierno de Canarias para manejar desde dentro la lluvia de millones que el espléndido Rajoy, asistido a las bandas por Ana Oramas y Pedro Quevedo (como eficaz goleador), nos va a enviar a través de los presupuestos del Estado 2017. Y la manera de manejarlos -dice- es a través su participación en la elaboración de los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2018. Una tontería si se tiene en cuenta que la minoría de Coalición Canaria (18 diputados de 60) le impediría hacer unas cuentas a espaldas de la Cámara, donde el PP con sus doce parlamentarios es una fuerza indispensable para cualquier acuerdo.

Seguir leyendo »

Unidad nacionalista canaria, último (y desesperado) intento

Fernando Clavijo, durante su discurso ante los premiados en el acto institucional del Día de Canarias 2017 celebrado en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria. EFE/Ángel Medina

A Fernando Clavijo y a José Miguel Barragán les escribe los discursos la misma persona. Ambos emplearon este Día de Canarias idéntica expresión para referirse al momento presupuestario actual, a esa euforia cuasi colectiva provocada por el maná, por la lluvia de millones que nos envía Rajoy: “Hemos demostrado”, viene a ser tal expresión. Barragán, el secretario general de Coalición Canaria, sacó un oportuno y desesperado comunicado con el que -con escaso éxito- intentó contrarrestar este martes la avalancha informativa sobre el voto 176 del diputado Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, que invadió todos los informativos y todas las portadas de los diarios este solemne Día de Canarias. “Hemos demostrado que unir el nacionalismo canario resulta eficaz para los intereses de Canarias”, vino a ser su frase para la posteridad. Con ella pretendía que no quedara en el olvido la negociación que su partido cerró con el PP y el Gobierno de España el 5 de abril pasado, hace casi dos meses, una eternidad. Y, sin dejar de reconocer lo que a esos acuerdos añadieron los negociadores de Nueva Canarias, mucho más astutos y con más intencionalidad, Barragán hizo un guiño a la reconciliación con el partido que hasta no hace mucho Coalición Canaria menospreciaba.

Por la noche, en el teatro Pérez Galdós (que Fernando Clavijo llamó en su cuenta de Twitter teatro Benito Pérez Galdós, como el teatro Ángel Guimerá, el parque Santiago García Sanabria o la calle de Casto Méndez Núñez, en Santa Cruz de Tenerife) el presidente del Gobierno de Canarias volvió a insistir en la misma idea: “Hemos demostrado que es posible cambiar las cosas y dar la vuelta a una situación de injusticia”, exclamó en el momento central de su discurso, un instante después de haber presumido de ser él el único jefe de gobierno que ha conseguido, atención, “que Canarias obtenga por primera vez lo que se merece”. Y “lo que se merece” Canarias, cabe colegir del contexto de estas palabras, es “la unión de esfuerzos y el diálogo”, que “es más eficaz que el frentismo. Tanto que nos ha situado en el centro del escenario político del Estado”, lo que “nos permite abrir nuevas sendas y más ambiciosos objetivos”.

Vayamos por partes. Cuando Fernando Clavijo habla de “frentismo” se refiere exactamente al que protagonizaron los gobiernos de España y de Canarias durante la anterior legislatura, con Paulino Rivero de presidente y José Manuel Soria de ministro; con un desprecio absoluto de Madrid a las islas en los presupuestos, menguados cada año en centenares de millones, y en la legislación en materia de energía (freno a las renovables, imposición de las prospecciones petrolíferas…). Claro que en aquella etapa Rajoy disfrutaba de una holgada mayoría absoluta y el PP no cogobernaba en Canarias por primera vez en décadas. Por lo tanto, el frentismo no es que fuera necesario -como una suerte de defensa propia- es que fue inevitable.

Seguir leyendo »

El momento más dulce de Nueva Canarias

De izquierda a derecha, Pedro Quevedo, Carmen Hernández (vicepresidenta de Nueva Canarias), Román Rodríguez y Alejandro Jorge (presidente de Nueva Canarias en Fuerteventura). EFE/Quique Curbelo

Algo más que lluvia de millones: política en su sentido más amplio. Una vez más, Nueva Canarias ha conseguido robarle la merienda a su más directo rival político, Coalición Canaria. Y no solamente por haber sabido reservarse para el último minuto de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, que entran este lunes en su recta final de tramitación en las Cortes, sino sobre todo por el calado de los acuerdos adoptados.

El negociador clave ha sido Fermín Delgado, el ideólogo, el estratega, el hombre de los papeles y del rigor que siempre ha estado junto al presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, allí donde éste haya ocupado un cargo público: desde que fue presidente en 1999 como líder de CC, hasta la actualidad, dirigiendo la estrategia del grupo parlamentario en la Cámara autonómica y esta negociación con los de Rajoy.

Este economista que nunca sale en las fotos fue compañero de Rodríguez estudiando Medicina en La Laguna, pero dejó la carrera en cuarto curso cuando tocaron las prácticas y descubrió que aquello no era lo suyo. Se metió en Económicas, y compatibilizó sus estudios con el trabajo, siempre junto a Román Rodríguez en cada proyecto político de izquierdas (desde la OPI, germen de tantas cosas) en los que se enfrascaban. Se vinculó profesionalmente a la agricultura gestionando una cooperativa y luego a proyectos europeos vinculados con el sector primario, hasta que el líder de NC lo llamó para que fuera asesor suyo en la Presidencia del Gobierno de Canarias.

Seguir leyendo »

Pedristas que trabajan para Coalición Canaria

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

Quizás estén siendo los derrotados susanistas del PSOE de Canarias los que anden encajando con mejores modales la derrota que la presidenta de la Junta de Andalucía sufrió el pasado domingo en las primarias socialistas. La mayoría guarda un silencio de luto, un monacal recogimiento a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Esa posición de prudencia la ha quebrado por la vía de los hechos la gestora regional, de mayoritaria tendencia susanista, que está tratando por todos los medios de marcar un calendario express para el próximo congreso regional en la errónea creencia de que acelerando los plazos pueda terminar por quebrarse la insoportable fragilidad de los pedristas.

Porque, al contrario de lo que sucede en otras federaciones socialistas donde todo es jolgorio e incluso arrepentimiento y autocrítica entre los seguidores de Susana Díaz, en Canarias estamos asistiendo a un lamentable espectáculo de los ganadores de la consulta a las bases. Tan solo en tres días han aparecido media docena (o más) de guardianes de las esencias más puras de los principios fundamentales del secretario general electo, Pedro Sánchez. Algunos, como Ángel Víctor Torres (secretario general de Gran Canaria) y Chano Franquis (secretario general de Las Palmas de Gran Canaria) se han manifestado con prudencia, pero otros como Manuel Martínez, consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife y responsable de llevarle la agenda de actos en Canarias a Sánchez en esta reciente campaña, se han subido a la parra de una manera ridícula. A él se han unido otras voces, como la de Pedro Ramos, factótum de la gestora de La Laguna, para imponer cuáles habrían de ser las cualidades irrenunciables de un buen pedrista, condición que él aparenta cumplir sobradamente.

A Ramos cabe atribuir la imposición de Héctor Gómez (presidente de la gestora socialista de Tenerife, mira que hay gestores, oye) como la persona que habrá de encabezar los nuevos tiempos del PSOE en Canarias, es decir, el secretario general al que la Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez habría de encargar la dirección del partido en las Islas. Lo que aparentemente podría considerarse una designación de privilegio en realidad puede convertirse en un verdadero estigma porque, como empieza a ser tradición en el PSOE, los candidatos impuestos por la oficialidad terminan siendo los grandes derrotados.  Y acaba de ocurrir hace escasos días, parece mentira que no lo hayan asimilado aún.

Seguir leyendo »

Dos María Lorenzo

María Lorenzo, miembro del Consejo Rector de RTVC. EFE/Cristóbal García

Una se llama María Lorenzo Hernández, es licenciada en Derecho, experta en televisión, y todavía aguanta estoicamente su posición de vocal del Consejo Rector de Radiotelevisión Canaria (RTVC). La otra se llama María de los Ángeles de Lorenzo-Cáceres Fabrizo, y es la magistrada titular de Instrucción 4 de Santa Cruz de Tenerife, donde cayó por reparto la querella de la Fiscalía producto de una denuncia previa del Partido Popular contra los anteriores gestores de la misma RTVC, para entendernos, el caso Willy García.

La primera, María Lorenzo, compareció este lunes ante la Comisión de Control de la Radiotelevisión Canaria en el Parlamento de Canarias, en lo que seguramente supuso para ella un importante desahogo después de haber tenido que soportar las comparecencias que en el mismo formato ha hecho el presidente del Consejo Rector del ente, Santiago Negrín, al que acusó abiertamente de mentir como un poseso. Y no fue la única acusación: también relató una serie de hechos que probablemente resistirían una querella similar a la que llevó a la Fiscalía a creer lo que decía la diputada del PP Águeda Montelongo contra Willy García, o mejor dicho, contra Paulino Rivero en el culo de Willy García, que es exactamente la intención de esa denuncia cuya instrucción de repente ha sufrido un apagón informativo en los medios clavijistas, seguramente porque los testimonios que se están prestando en estos momentos desmontan estrepitosamente aquellos de los que llegaron como correveidiles ante la jueza sustentados solo en rumores y en apreciaciones personales.

María Lorenzo, la del Consejo Rector, estuvo valiente y no se mordió la lengua. Tiene su mérito porque a pesar de desempeñar un cargo público designado por el Parlamento de Canarias, no cobra por su desempeño ni un puñetero euro, y encima tiene que soportar insinuaciones de bloqueo o de rencillas personales que no se compadecen en absoluto con la realidad de un Consejo Rector del que ya han dimitido dos vocales, una a propuesta del PP y la otra a propuesta de Coalición Canaria. Y más o menos por los mismos escándalos y desafueros que María Lorenzo denunció este lunes ante sus señorías.

Seguir leyendo »

VÍDEO | Paisaje tras el revolcón, por Carlos Sosa

Seguir leyendo »

Chavanel difama; la mafia paga

Chavanel, entrando a los Juzgados de Arrecife. Fotos: De la Cruz.

No se deprima. Si es usted de los que gusta del troleo y del periodismo de bacinilla, sepa que la condena que le acaban de endosar al comunicador Francisco Javier Chavanel no lo va a hacer callar. Seguirá berreando, tranquilo. De momento recurrirá los 50.000 euros que le ha empapuzado un juez de Primera Instancia de Arrecife por haber ejecutado una atroz campaña de desprestigio contra el fiscal Ignacio Stampa, terror de los corruptos de la isla de Lanzarote, particularmente de los dedicados a pasarse por el forro de sus cachivaches la legislación urbanística en todas sus variables.

Chavanel se ha convertido, para su desgracia, en un mercenario al servicio exclusivo de quien quiera pagarle los trabajos más sucios. Y continuará existiendo mientras haya empresarios poderosos que pretendan creer que basta con tener un doberman con un micrófono para convertir en inmaculadas actividades de generación de riqueza lo que en realidad son operaciones especulativas al margen de la ley.

A la sentencia por la campaña difamatoria contra el fiscal Stampa seguirá en breve otra por los mismos motivos producto de la demanda que contra el mismo vocero promovió el magistrado César Romero Pamparacuatro, instructor del caso Unión, que sufrió una implacable persecución mediática promovida por algunos de los imputados y por su entorno mafioso, entendiendo mafia en la tercera de las acepciones que contempla la RAE: “Grupo organizado que trata de defender sus intereses sin demasiados escrúpulos”. Porque eso es lo que está pasando en Lanzarote: un grupo organizado de empresarios se ha puesto de acuerdo para llevarse por delante a los agentes de la Ley mediante varios métodos carentes de escrúpulos y utilizando a mercenarios, también carentes de escrúpulos, para ejecutar su plan. Y uno de esos mercenarios -desgraciadamente no el único, para desgracia de esta profesión- es el condenado Chavanel.

Seguir leyendo »

Por qué Coalición Canaria debe pedir perdón por Las Teresitas

Una valla publicitaria en los tiempos en los que todos hacían piña con Zerolo. Negaron antes a Paulino Rivero que el exalcalde corrupto.

Sólo Ricardo Melchior se ha atrevido a criticar públicamente la sentencia del caso Las Teresitas. Tiene sus motivos, quizás porque de alguna manera tiene que rendir tributo al partido que, en vez de mandarlo al paro tras su paso por la presidencia del Cabildo de Tenerife, lo ha premiado con el puesto de presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. A mayor gloria de su base de cotización.

Melchior dijo el otro día en la Ser que no le gustaba la sentencia, que le parecía un exceso de años los endilgados a Miguel Zerolo (el exalcalde que rivaliza en corrupción con el de Yaiza) porque, al fin y al cabo, no había metido la mano en la lata del gofio. Luego lo tradujo a lenguaje forense: “Le quitaron el cohecho”. Esa y no otra es la postura de Coalición Canaria porque, lejos de pedir disculpas por ese escándalo que todavía sigue costando a las arcas públicas más de 52 millones de euros (intereses aparte), sus dirigentes parecen empeñados en reducirlo todo a un problema de gestión y, si es posible, borrar a Zerolo de la historia del partido. 

Lo dijo esta semana en el Parlamento, sin sonrojarse y sin nombrar al delincuente, el mismísimo presidente de Canarias, Fernando Clavijo: “Pido disculpas como militante de Coalición Canaria por la incorrecta gestión del dinero público” en el caso de Las Teresitas. Es decir, como no quedó probado que los actores de ese “pelotazo de libro” se enriquecieran ilícitamente de la mordida que se llevaron los dos empresarios del régimen (Antonio Plasencia e Ignacio González), todo queda reducido a un error de gestión, a un mal cálculo en la inversión del dinero público. 

Seguir leyendo »

Panorama después de los avales

Gustavo Matos, Patricia Hernández, Sebastián Franquis y Dolores Corujo

Una gran parte de los militantes socialistas de Canarias se ha rebelado contra la quietud. Los nuevos tiempos ya no son del aparato, ni de los medios de comunicación que apoyan al aparato; ni de los poderes salvajes que apoyan a la candidata del aparato y de la quietud, la de la respetable alternancia del bipartidismo. Esos tiempos ya han cambiado: en la política de Canarias ya no existe José Manuel Soria, y aunque a su sucesor se le escapen de vez en cuando algunos ramalazos autoritarios, ya no chirría en absoluto pensar en un Gobierno entre socialistas y populares que acabe con la resignación canaria de Coalición Canaria. La reforma electoral se pone a tiro de piedra y ya empiezan a entrar en la cárcel los corruptos del régimen y los empresarios corruptos del régimen.

La militancia socialista canaria no es ajena a los peligros que acechan al PSOE a escala federal, con una inquietante amenaza de sorpasso torpemente contestada por la vieja guardia con más de lo mismo. Y tampoco es ajena a la orfandad en la que está sumido el partido en Canarias desde que se marchó José Miguel Pérez y dejó en manos de una gestora con escaso punch político los designios del aparato.

La gestora socialista canaria es la gran derrotada en este primer acto de las primarias del PSOE. Fue montada para reforzar a la candidata a la presidencia del Gobierno, por entonces vicepresidenta, y cogida con ella de la mano se están cayendo con todo su equipo. Puede no haber sido de su exclusiva culpa perder el Gobierno, compartido con un socio mentiroso y desleal, pero tras aquella última humillación de diciembre, la dirección del partido y del grupo parlamentario no han conseguido establecer una estrategia clara de combate contra Coalición Canaria: ahí está la vergüenza permanente de La Laguna, con un gobierno municipal en el que el PSOE forma parte de la manera más extravagante posible, tres concejales dentro, dos fuera, incapaces todos ellos de desenmascarar una gestión cargada de más sospechas que aciertos.

Seguir leyendo »

El disputado voto de Quevedo: algo más que presupuestos

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, durante su intervención en el debate de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos de 2017

Ni Román Rodríguez ni ninguno de sus compañeros de la dirección de Nueva Canarias dudaron jamás de la rentabilidad del acuerdo electoral que alcanzaron para concurrir en la lista del PSOE a aquellas elecciones generales de 2015. Ni a las de 2016. Ni tuvo ninguna duda el PSOE de Canarias, que pudo sumar un supuesto diputado a sus resultados en unos aciagos momentos en los que Podemos le pisaba (y le pisa) peligrosamente los talones. Ninguno de los dos partidos llegaba en solitario y ambos se hicieron de muleta.

Pero, como siempre, ha sido Nueva Canarias la que ha sacado petróleo de sus acuerdos con el PSOE, como ocurriera en el mandato de José Miguel Pérez y Román Rodríguez al frente del Cabildo de Gran Canaria, que finalmente -previo paso fugaz del PP- ha desembocado en una disposición de poder inversa, con un presidente nacionalista al frente de la Corporación y el PSOE de segundo socio de tres. O con otro gobierno tripartito al frente de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria donde Nueva Canarias ya tiene una presencia destacable pese a ser el más débil del equipo que comanda el socialista Augusto Hidalgo.

Nueva Canarias siempre saca tajada. Lo está haciendo también en el Parlamento de Canarias, donde hace valer de una manera altamente rentable su cualidad de penúltima fuerza política, solo por delante de la Agrupación Socialista Gomera, de Casimiro Curbelo. En ocasiones da la sensación de que es Román Rodríguez el líder de la oposición, el que encabeza acciones tan decisivas como la reforma del sistema electoral, la remoción (cada vez más urgente) de la dirección de la Radiotelevisión Canaria, la renovación en los organismos dependientes del Parlamento (Diputado del Común, Audiencia de Cuentas, Consejo Consultivo) y hasta una moción de censura al Gobierno de Fernando Clavijo.

Seguir leyendo »