eldiario.es

Menú

Información "evangélica"

La carta pastoral de don Pepito este domingo no mejoró el estado de gravedad del paciente: fatal, con síntomas de delirio extremo. Además de insistir e insistir en su tardo franquismo independentista, el dicharachero editorialista volvió a arremeter contra Paulino Rivero por haber afeado al PP en el Parlamento estar alimentando a un periódico separatista, lo que viene a redondear el círculo de las contradicciones. Sí, el PP, a través de Soria y de su corte, está jaleando todo lo que puede a don Pepito, y éste, a la recíproca, a Soria y a su corte, aprovechando los ataques que desde ambos lados se están lanzando contra Paulino Rivero. Ya lo comprobamos con esa significativa frase de Águeda Montelongo en el pleno de referencia, justo después de que el presidente regional restregara a los populares su entrega al diario independentista: "Hay que llamar a El Día para decírselo", pudo grabarse en los servicios de transcripción de la Cámara. Enredado como anda don José en su lucha contra el mundo, en su editorial del domingo volvió a airear los papeles de México, uno de los patinazos más apoteósicos de la prensa isleña: vincular a Rivero, a su esposa, a su hermana y a una tercera señora en una operación oscura de negocios en aquel país. Ahora dice que la información fue "evangélica [sic] por la pulcritud con la que ha sido redactada" y que, en realidad, lo que quiso decir el diario fue que "había algo raro y resultaba imprescindible aclararlo por el buen nombre de las personas y las instituciones". No fue eso en absoluto lo publicado, y así se han pronunciado los tribunales condenando al intrépido editor y a su empresa editora a unas multas y unas indemnizaciones ahora recurridas al Supremo, a donde, por cierto, ya han llegado dos pleitos nuestros contra don Pepito de los que pronto conoceremos el desenlace.

Seguir leyendo »

Un buen ministro de Turismo

"Primero vamos a ver si hay petróleo, luego veremos si afecta o no al turismo, si esa zona es frágil o no". El autor de esa frase no es el ministro español de Industria, Energía y Turismo, el canario, José Manuel Soria, evaluando los pro y los contra de unos posibles yacimientos en las cercanías de nuestras costas. Habría sido un ataque de prudencia y un mensaje de sosiego impropios en él. La pronunció el ministro de Turismo marroquí, Lahcen Haddad, que la semana pasada estuvo en Canarias para, entre otras cosas, aprender un poco más de nuestra principal industria, por la que hace tiempo apuesta fuertemente el reino vecino. Las comparaciones son odiosas, es verdad, pero conviene situar esa posición al menos prudente en relación con el indisimulado triunfalismo y la prepotencia con las que los dirigentes locales del PP defienden las prospecciones petrolíferas y desprecian hasta colocarlos como ignorantes a los que las rechazan. Marruecos quiere situar al turismo como su primera industria y sus dirigentes parece preocuparles iniciar una actividad que pueda hacer peligrar esas pretensiones. Aquí, a tenor de lo que se lee y se escucha, más bien parece todo lo contrario. El ministro marroquí no parece haber tenido la tentación de utilizar los mismos penosos argumentos de la delegada del gobierno hace unos pocos días: "Nosotros vamos a hacer dos pinchacitos de nada pero Marruecos hará 31 y nos lleva la delantera". Ellos van a lo suyo; nosotros, a lo de Repsol.

Seguir leyendo »

Esperan la caída de Rubalcaba

Como en política nada es eterno ni mucho menos estricto, los sectores críticos a José Miguel Pérez han visto en esta nueva posición de autoridad una razón más para debilitarlo y tratar de acelerar los cambios. Creen que es una pose y no una decisión sólida, lo que el secretario general desmiente drásticamente cada vez que se le pregunta. Los críticos y los rebeldes que han desoído la instrucción y sufren en estos momentos los efectos de la expulsión, hacen sus cálculos porque sostienen que el tiempo pasará y con él habrá cambios en la cúpula del partido: caerá Rubalcaba antes de 2015 y, con él, se marchará también José Miguel Pérez, lo que a su juicio dará lugar a una nueva dirección que anule los expedientes y haga regresar al rebaño a todas las ovejas descarriadas. Y alguna promesa parecen haber recibido de los que se postulan para el relevo, como si todo estuviera atado y bien atado desde ahora hasta entonces. Olvidan nombres de insignes socialistas que echaron un pulso y lo perdieron, y jamás pudieron regresar. Pero sobre todo olvidan que para que lo que pretenden pueda alcanzarse habrá que tener un mínimo de poder institucional, y desde luego pactando con el Partido Popular en algunos sitios es imposible poder asegurar que eso ocurra. De momento, el cataclismo da lugar a la calma, y con la calma se recomponen las fuerzas con las que cuenta cada cual. Los rebeldes del PSOE no den su brazo a torcer, pero por otro lado no se confirma el traumático cisma que vaticinaban en la isla: hasta el viernes no se había producido ninguna baja en Braña Alta, a pesar que desde ese municipio, epicentro intelectual de la moción de censura en el Cabildo, las habían anunciado por decenas. Del lado de Coalición Canaria, los efectos también empiezan a hacerse evidentes, aunque menos aventados: la jugada ha salido mal a Antonio Castro, que ha perdido comba en la organización regional a costa del fortalecimiento del secretario general palmero, el consejero Juan Ramón Hernández. Pero habrá que seguir esperando.

Seguir leyendo »

El PSOE desempolva la tarjeta roja

Jm_perez

Jm_perez

La noticia política del fin de semana no la ha dado esta vez Paulino Rivero a través de su blog, sino su socio en el Gobierno, José Miguel Pérez, que ha publicado un anatema: pactar con el PP acarrea tarjeta roja directa. Fin de la cita. No hay discusión. No es novedoso el anuncio porque, aunque los más desmemoriados quieran ahora atribuirlo a los últimos acontecimientos vividos en La Palma o al temor del PSOE de que su socio, Coalición Canaria, le rebaje el poder, lo cierto es que todo tiene su origen en el último congreso regional de 2011, dos comités regionales posteriores y la reciente Conferencia Política del partido celebrada este mismo mes en Madrid. Como no hay decisión de José Miguel Pérez que pase sin que se arme la marimorena, los más críticos del lugar han salido en tromba a acusarlo de hasta de antidemocrático, lo que viene a confirmar que un partido sin disciplina se parece más al ejército de Pancho Villa que a una organización, que en el caso del PSC, ha sufrido demasiadas veces las consecuencias de la proliferación de califatos que se gobernaban solos al amparo de lo que viene llamándose democracia interna. Los más críticos, como siempre, son los que acostumbran a equiparar al PSOE con el PP, que tropezándose ante estas amenazas con una realidad bien distinta, ahora acusan a los dirigentes totalitaristas. Menos mal, oye, que la resolución por la que se aprobó pactar con CC y repudiar al PP se aprobó por un abrumador 86% en el congreso regional, treinta puntos más que el respaldo que obtuvo en ese mismo cónclave el secretario general. Y menos mal que, transcurrido el tiempo, se ha podido apreciar nítidamente los modos de gobernar del PSOE en Canarias, que hasta parece haber contagiado de una suerte de progresía a Coalición Canaria, que era otra bien distinta cuando compartía poltronas con la gente de Soria y con Soria mismo.

Seguir leyendo »

Don Pepito: "Nunca fuimos franquistas"

María Australia Navarro.

María Australia Navarro.

Lo decía el dictador a modo de corolario de sus principios fundamentales: "Haga como yo, no se meta en política". Don Pepito cada vez se parece más a su admirado Francisco Franco, al que venera en la intimidad y trata ?sin éxito- de denostar en sus encendidos editoriales independentistas como si pensara que sus lectores son imbéciles. Las pastorales de este fin de semana lo delatan cruelmente y reflejan la contradicción en la que tiene que estar desenvolviéndose en estos tiempos tan convulsos el propietario, editor, director y timonel del periódico El Día. Como es norma de la casa cada vez que alguien se lo echa en cara o simplemente se lo insinúa, don Pepito salió en estampida el sábado a proclamar que "nunca fuimos franquistas; fuimos víctimas de un régimen totalitario que jamás apoyamos, ni reivindicamos en la actualidad, ni añoraremos en el futuro", para en el mismo párrafo, dos frases después, deponer lo siguiente: "Y la verdad es que no le faltaba razón a Franco cuando prohibió los partidos políticos y los sindicatos". Le quedó muy democrático, sí señor. Venían a cuento estas profundas reflexiones del editorial sabandeño por el ataque infligido por algún periodista tinerfeño, que al parecer, lo tachó de franquista, xenófobo y desquiciado. Y no solo por su adhesión inquebrantable a los Principios Fundamentales del Movimiento, ni por la evidente condena de xenofobia proclamada por el Parlamento regional en los tiempos más delicados de la inmigración en pateras, sino también por su rechazo a la isla de Gran Canaria y a sus canariones del alma. Pero él dice que no es verdad, y lo dice así: "Nada tenemos contra nuestros hermanos de la tercera isla" (?) "solo reprobamos la actitud de unos políticos enloquecidos por sus aires de grandeza que, junto con los falsos nacionalistas de Coalición Canaria, bajo la absurda y necia presidencia de Paulino Rivero, son los mejores aliados del invasor metropolitano". Llama a Gran Canaria "tercera isla", una manera muy conciliadora de demostrar su fraternidad.

Seguir leyendo »

LPA without Womad

Womad de Las Palmas de Gran Canaria.

Womad de Las Palmas de Gran Canaria.

Lo recordaba muy oportunamente el periódico La Provincia este domingo: si no fuera por, en fin, si no fuera por lo que sea, este mes de noviembre el festival Womad habría cumplido 20 años en las Palmas de Gran Canaria. La ciudad que inventa lo más grande a través de un Ayuntamiento que se atreve a marcarse los retos teóricamente más internacionalistas del mundo, ha sido incapaz de mantener, y acto seguido defender, uno de los acontecimientos que mejor definían sus cualidades de urbe abierta, tolerante y global, el festival mundial de las músicas del mundo. Parecería hasta natural teniendo en cuenta que hasta una de sus iniciativas más propagadas, que se presentó hace un año a bombo y platillo, el del Plan de Internacionalización de la Ciudad (PIC), acaba de sucumbir como han hecho otras ocurrencias de este equipo de gobierno, como pasó con la candidatura a la Capital Europea de la Juventud y con tantas otras acciones consolidadas pero que decayeron al coger el bastón de mando el alcalde Cardona. El PIC ha pasado a estar liderado por el Cabildo de Gran Canaria a través de su Sociedad de Promoción de Gran Canaria, lo que confirma la afición de esta mayoría por la pólvora mojada. El Womad ya venía marcado desde que Cardona ganó las municipales de 2011, y los peores presagios se fueron confirmando con la drástica reducción de presupuestos que sufrió hasta hacerlo morir de inanición. No es un problema económico, sin embargo, la supervivencia de este festival, porque si así fuera, en Cáceres, donde Gobierna también el PP, habrían hecho lo mismo. Sin embargo, allí han sabido ajustar el diseño y el presupuesto con la misma directora, Dania Dévora, para mantenerlo vivo en estos tiempos tan difíciles. En la ciudad extremeña saben de la repercusión mundial que tiene el festival y, aunque su vocación de internacionalización y de puente intercontinental es nula comparada con LPGC, han mantenido esta apuesta claramente. Aquí, mientras, nos dedicamos a inventarnos bolos con nomenclatura inglesa, como si eso fuera un síntoma de modernidad y no de papanatismo barato. El parque de Santa Catalina, tantas veces escenario de grandes actuaciones de mitos y promesas como Youssou N'Dour, Tinariwen, Fela Kuti, El Guincho, Billy Cobham o Mory Kante, se tiene que conformar con lo que el Ayuntamiento programa en eventos tan insignes como ese Fashion & Friends de la semana pasada, al son de una cantante pregonando a los cuatro vientos que tiene "el cuerpo novelero". El alcalde estaba privado: "Lo vamos a petar", manifestó entusiasmado. LPA amazing.

Seguir leyendo »

El segundo perdón de Nacho

Ignacio González inspecciona un jardín de Salud Alto.

Ignacio González inspecciona un jardín de Salud Alto.

Ignacio González ha vuelto a pedir perdón por segunda vez en la misma legislatura. Lo hizo esta misma semana en la tribuna de oradores del Parlamento de Canarias, donde escenificó, con despedazamiento de papeles incluida, la ruptura de sus acuerdos con el PP de José Manuel Soria que le llevaron a cometer otros errores en cadena. Jura Nacho que jamás volverá a pactar "con traidores a su tierra", en referencia a Soria y al PP, en un gesto que llega demasiado tarde para creerlo y demasiado pronto para que cunda desde ahora a las elecciones autonómicas de 2015, salvo que tenga la intención de presentarse a las europeas de 2014, lo que no hay que descartar tratándose de quien se trata. Los acuerdos entre Nacho González y José Manuel Soria se celebraron en octubre de 2011 ante el inminente triunfo electoral del PP, que el dirigente centrista-nacionalista no quería perderse. Pero vinieron después de un acuerdo de febrero del mismo año con Coalición Canaria, lo que permitió colocar en el Cabildo de Gran Canaria a su actual vicepresidente, Juan Domínguez, luego trasmutado en tránsfuga y más adelante, en palabras de Nacho, en un sinvergüenza. El pacto con el PP derivó en que el CCN alcanzara dos actas de senadoras, una por Tenerife, Luz Marina Socas, y otra por Gran Canaria, Meluca Suárez, esposa del mentado Juan Domínguez, lo que de carambola transformaba en próspera a la misma unidad familiar. Al menos hasta el momento de escribir estas líneas. Pese a que en su escenita en el Parlamento González aseguró que sus dos senadoras votarían en contra de los Presupuestos del Estado por no haberles admitido el PP ninguna de sus enmiendas, lo cierto es que Meluca Suárez hace tiempo que firma sus comunicados como parlamentaria del PP (lo hizo este mismo viernes anunciando que presidiría un acto este fin de semana), y en el PP seguirá hasta el final de la legislatura a la espera de que su excelencia la ponga en la lista. Sí, es la segunda vez que Nacho González pide disculpas porque fue la inclusión de Domínguez en la lista de CC-CCN al Cabildo el primer motivo para hacerlo tras descubrir que supuestamente el vicepresidente de esa Corporación había robado al partido. Las dos disculpas, por lo tanto, son tardías porque Domínguez ha permitido (con la venia del hoy arrepentido) que el PP gobierne el Cabildo de Gran Canaria humillando a CC, que el PP tenga una irreductible senadora del CCN y que el PP esté en estos momentos descangallándose de risa con sus rupturas y sus arrepentimientos.

Seguir leyendo »

Desparrame contra Brufau

"Godo". Ése es el apelativo más generalizado de cuantos se profirieron este viernes contra el presidente ejecutivo de Repsol tras su apoteósica rueda de prensa del día anterior. Godo, sin ambages, le llamaron Ana Oramas, de Coalición Canaria, y Román Rodríguez, de Nueva Canarias. De manera más sibilina es el mismo concepto que subyacía en las declaraciones públicas de otros dirigentes políticos de Canarias, algunos de los cuales ya lo ponían bonito cuando apenas se había apagado el aire acondicionado de la sala donde depuso sus argumentos Antonio Brufau. Lo anunciábamos ayer aquí mismo: ha venido a armarla y la ha armado. El presidente de Repsol no venía, como dijo, a ofrecer nada a Lanzarote y a Fuerteventura, sino a tratar de imponer su criterio empresarial de que lo mejor que le puede pasar a Canarias es que haya petróleo, el mismo mensaje pero en construcción perversa que en su día lanzó Soria: "La tragedia sería que no hubiera petróleo". La intención ?todavía es pronto para saber si lo ha conseguido- no era otra que la de provocar el distanciamiento ente las instituciones opositoras y los ciudadanos de Canarias, de ahí que la clase dirigente haya saltado como lo ha hecho. El poder que otorga el dinero, la atalaya en que se sitúan los que empiezan sus aventuras empresariales con una inversión de 350 millones de dólares a ver si hay petróleo o gas, conduce con frecuencia a olvidar que a esos ejecutivos los eligen los consejos de administración y a los dirigentes políticos el pueblo soberano, con sus errores y sus aciertos. Pero es comprensible la actitud de Brufau y de Repsol, sobre todo si concluimos, sin mucho esfuerzo, que puede haber sido José Manuel Soria el que le haya pedido que, por una vez y sin que sirva de precedente, los titulares (y las hostias) se las lleve otro que no sea él.

Seguir leyendo »

El error de Cardona

No es la primera vez que el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria se lanza al frondoso mundo de las extravagancias a ofrecerse sin que nadie le haya dado vela en el entierro. O peor aún, a meterse en berenjenales sin tantear primero el terreno que pisa. Lo hizo no hace mucho cuando ofreció la península de La Isleta como enclave para la planta regasificadora que los municipios del Sureste de Gran Canaria no quieren en el puerto de Arinaga por la peligrosidad que entraña una instalación así a tan poca distancia de núcleos poblados. Los isleteros se le echaron encima de inmediato, por no relatar la imposibilidad material de que, por las mismas razones de seguridad, esa planta pueda estar dentro de una ciudad. El alcalde parece muy entusiasmado con el proyecto de acuario que el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, ha conseguido para la ciudad en su confluencia con el Puerto, y en medio de ese entusiasmo ya ha creído que comparte competencias dentro del recinto y en las aguas jurisdiccionales. Hay que alegrarse de esa confluencia de criterios y de decisiones, y aplaudir que un acuario de esa categoría sustituya otro ensoñador proyecto del mismo Ayuntamiento que él preside: el de la Gran Marina (Singapur en chiquitito) que quiso impulsar con el éxito de todos conocido la ex alcaldesa Pepa Luzardo, de su mismo partido y, por lo que se ve, aventajada alumna de la misma escuela de ocurrencias. Pero con su innecesario y oportunista ofrecimiento a Repsol, Juan José Cardona va a conseguir un efecto indeseable: que los ciudadanos de Lanzarote y de Fuerteventura, que ya tienen interiorizado un profundo sentimiento de rechazo hacia el centralismo de la isla capitalina, y que en su mayoría son contrarios al petróleo, confirmen sus presagios de que no hay solidaridad para con ellos. Eso sí, Cardona ha quedado como un campeón ante los suyos, que estarán creyéndose ahora mismo que si Repsol instala sus bases en la Luz habrá sido gracias a la audacia de este alcalde. Una de las más celebradas cualidades de un delantero es colocarse delante de la puerta sigilosamente, jugando sin balón, burlando al defensor, y marcar a placer como premio al trabajo previo bien hecho. El oportunismo barato sólo conduce a goles sin gloria.

Seguir leyendo »

Cardona, a puerta vacía

Cardona, esta semana, en el barrio de El Llano de María Rivera.

Cardona, esta semana, en el barrio de El Llano de María Rivera.

A Carlos Manuel Morete lo llamaban El Puma. Fue un futbolista excepcional que, según los cronistas, jugó en la Unión Deportiva Las Palmas entre 1975 y 1980 un total de 174 partidos. A punto estuvo de marcar cien goles (se quedó en 99), y terminó su periplo por la Liga española un año después en el Sevilla. Morete, como buen y clásico delantero centro, tenía muchas cualidades para estar en el momento preciso en el lugar preciso para empujar el balón a la portería. Pero se lo curraba, tenía olfato y la afición lo convirtió pronto en una leyenda de la historia del fútbol canario. Juan José Cardona González quiere ser El Puma, quiere meter todos los goles, pero a ser posible a tres metros de la portería y sin portero, con la garantía plena de que la pelota no se vaya fuera. Pero no lo consigue ni a palos. Su más reciente ofrecimiento a Repsol para que instale sus bases logísticas para las futuras prospecciones petrolíferas cercanas a Canarias en el Puerto de La Luz y de Las Palmas va a entrar entre los tres palos, pero el comité de competición no le va a atribuir a él el gol. Sencillamente porque ésa ni es una decisión que le corresponda ni la formulada este viernes era una invitación necesaria: hace tiempo que Repsol eligió ese emplazamiento por razones de mucho peso que al presidente de la compañía se le escaparon en varias ocasiones en su controvertida rueda de prensa de este jueves, ofrecida en la planta 22 del hotel don Juan, desde donde se divisa una espléndida vista de la bahía y de sus instalaciones. La principal, la puramente económica: "aquí nos saldría todo más barato"; y las secundarias también de la misma índole: no son precisas excesivas inversiones porque casi todo ya existe. Los puertos de Los Mármoles (Arrecife) y Puerto del Rosario (cuyo no logró recordar Brufau en su comparecencia) no reúnen actualmente condiciones técnicas y de infraestructuras para las pretensiones de la multinacional petrolera, lo que refuerza el carácter desafiante de la oferta que vino a lanzar: que los presidentes de los Cabildos se atrevan a decirme que no, a ver si así les echo encima a los parados de Canarias. La semilla de la discordia.

Seguir leyendo »