eldiario.es

Menú

Arcadio, despistado

El portavoz socialista en Los Llanos, tras la censura de este miércoles.

El portavoz socialista en Los Llanos, tras la censura de este miércoles.

En medio de la revoltura política que se vive estos días en Canarias, con el PSOE dando muestras de desquicie en Tenerife (la Ejecutiva no sabe cómo gestionar la suspensión del comité regional del sábado); con Manolo Marcos en La Palma metiendo (a su ritmo) a los suyos en cintura; con Alpidio Armas haciéndose fuerte en El Hierro, y con el PP diciendo una cosa ( "estamos preparados para echar a este pacto de perdedores") y su contraria ( "nos ofrecemos para gobernar con CC en Lanzarote", con el PSOE en La Palma, y con Margarona en La Graciosa), reaparece de manera inesperada el senador por Gran Canaria Arcadio Díaz Tejera. A su juicio, los seis consejeros socialistas expulsados en La Palma lo han sido de modo diferido, por emplear un término tan en boga, es decir, que están expulsados pero para apaciguar a Coalición Canaria porque, en unos meses, volverán a ser readmitidos. Tejera dijo a la COPE que eso "siempre ha pasado así y va a seguir pasando" y que los expulsados son los que representan las esencias del socialismo palmero. Da la impresión de que el senador anda un poco despistado y no ha seguido los últimos acontecimientos dentro de su partido, que de momento se ha mantenido inflexible con los rebeldes de Tacoronte y parece ir por los mismos derroteros con los de La Palma, que deberán traspasar las esencias a los que se queden dentro. Claro que, con declaraciones así, lo que consigue Díaz Tejera es fomentar el mismo mensaje que la gente de Anselmo Pestana está transmitiendo a los suyos para que la desbandada hacia la oficialidad sea la menor posible. Lejos de cabrearse mucho con el senador, dentro del PSOE se han tomado con mucha resignación sus afirmaciones: "Viaja demasiado y debió hablar bajo los efectos del jet lag".

Seguir leyendo »

Dos peritos lo acreditan

La historia de esta trapisonda de José Luis Mena, auxiliado en la banda por su hermana Fátima, es tan larga como obscena. Muchos testigos que depusieron en el juicio que acabó con la carrera política de Ildefonso Jiménez lo atestiguaron: el ex jefe del Urbanismo teldense quería acabar con todo lo que tuviera que ver con Nueva Canarias y el equipo que gobernó durante años esa ciudad, el de Paco Santiago, en el que el concejal condenado era una pieza clave. Para llevar a cabo su propósito, Mena contó con la impunidad con la que siempre se movió en ese ayuntamiento, tanto en sus dependencias como en algunos despachos del edificio judicial de Telde. Así que, en 2005, cuando gobernaba el pacto entre el PP y Ciuca, reeditado luego en 2011 con el añadido de Coalición Canaria, Mena introdujo presuntamente en el expediente del caso Alisios un informe fechado en 2002 con el que Guillermo Reyes corrió raudo y veloz a los juzgados para interponer una denuncia por prevaricación. Como todos los grandes asuntos de esta banda, la causa recayó en la juez María de los Ángeles Zabala, que por supuesto dio pábulo a la acusación y denegó cualquier exigencia de investigación del denunciado, que alegaba que allí había una falsificación como la copa de un pino. Tuvo que ser la Audiencia Provincial la que obligara a la juez a abrir nuevas diligencias por falsedad en documento público. Para ello fue necesario el concurso de dos peritos. El primero de ellos, facultado para la práctica de estas pruebas por los juzgados de Gran Canaria y de Tenerife, concluyó que la firma del informe fechado en 2002 era idéntica a la del realizado en 2005. Tras este perito, la Guardia Civil envió los documentos a sus servicios centrales de grafología, en Madrid, desde donde informaron que ambos informes podían ser coetáneos. Personado Ildefonso Jiménez como acusación y Mena metido en un lío, éste recurrió ante la Audiencia Provincial la decisión del juez de mantener al ex concejal ejerciendo ese derecho en calidad de perjudicado. Vaya si es perjudicado: por culpa de esa presunta falsificación fue condenado por cohecho y, acto seguido, presentó su dimisión como concejal teldense. Mena se enfrenta a una petición del fiscal de cuatro años de cárcel y otros tantos de inhabilitación. Algo similar a lo que el perjudicado pide para él, aún sin conocer el resultado del recurso de su condena ante la Audiencia Provincial, que se sustancia en la misma sala que ahora ha quitado la razón a Mena y que lo ha condenado a las costas por este fallido intento. El acusado sigue al frente de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Telde. Qué peligro.

Seguir leyendo »

Mena se la envaina

Poco a poco se van acercando las fechas en las que José Luis Mena, ex jefe de Urbanismo en Telde, ascendido ahora a responsable de los Servicios Jurídicos de ese malhadado Ayuntamiento, empiece a pagar por sus tropelías. Es, con diferencia y a pesar de los esfuerzos de otros, el funcionario sobre el que pesan más imputaciones y acusaciones a este lado del río Pecos, y todas ellas por un uso absolutamente pendenciero de su poder en medio del lodazal de políticos con los que se ha conchabado. Faycan, Grupo Europa, Doramas, Calero? son algunos botones de muestra del comportamiento de este individuo que, para bochorno de propios y extraños, encima se permite impartir doctrina acerca del honor y el buen nombre de las personas. La última que le acaba de caer ya se la deben haber notificado: un auto de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas por el que se le deniegan sus pretensiones de que el ex concejal Ildefonso Jiménez pudiera actuar contra él como acusación particular por la presunta falsificación de informes en un expediente urbanístico, el conocido como caso Alisios. El asunto tiene su enjundia porque por culpa de esos informes, el ex concejal de Nueva Canarias resultó condenado por prevaricación en sentencia de primera instancia que ya ha recurrido. Tras este auto, del que fue ponente el magistrado Secundino Alemán, José Luis Mena deberá sentarse pronto en el banquillo de los acusados para explicar cómo es posible que en el expediente de Los Alisios apareciera un informe firmado por él y tramitado por su hermana Fátima, funcionaria del departamento de Urbanismo, después de que el concejal firmara la cédula de habitabilidad de las viviendas de aquella urbanización. El sospechoso informe de Mena era, naturalmente, contrario a la concesión de aquellas cédulas, lo que dejó a Ildefonso Jiménez a los pies de los caballos porque, en teoría, había concedido los permisos con un informe técnico contrario. Por eso fue condenado sin que la juez que lo juzgó quisiera esperar a que se sustanciara primero si tal informe era o no falso.

Seguir leyendo »

CC amaga; el PSOE encaja

El PSOE se despezará de lo lindo en Tenerife una vez más con la impagable ayuda de los que mirarán para otro lado ante las indisciplinas de los suyos. En La Palma, desde donde ya se anuncian renuncias colectivas (anoche se dieron de baja los 70 militantes de Breña Alta, con perdón), podría haber todavía algún margen para la negociación, salvo que el negociador sea tan torpe que se limite exclusivamente a hablar de más expulsiones sin tratar de salvar la parte del bosque que aún no se ha quemado. Muchos de los heridos pueden ser recuperables para la causa; otros ya tantean nuevos destinos políticos, particularmente Nueva Canarias, que se hace fuerte en la isla de la mano de los escindidos de CC por la vía de la extinta Ican y del nacionalista Perestelo, que está y se le espera. "A mí no me ha llamado nadie", resumía a título de desmentido el líder de NC, Román Rodríguez, a preguntas de este periódico. Del otro lado del conflicto, en Coalición Canaria, el golpetazo de la censura en La Palma se ha encajado con más profesionalidad, por decirlo de alguna manera. José Miguel Barragán ha ejercido su papel a la perfección anunciando que no se descarta renegociar el pacto y quitar al PSOE áreas de poder en el Gobierno, un anuncio con el que trata de calmar a sus fieras, particularmente las palmeras y tinerfeñas, pasando de puntillas por la ineludible consideración de que los socialistas censuraron a la presidenta González Taño después de que ésta los expulsara del poder en julio pasado sin que la dirección regional socialista dijera esta boca es mía. Muchos dirigentes nacionalistas volvían este martes sus ojos a Antonio Castro Cordobez, autor intelectual de este incendio, que traerá como consecuencia el pase a las colas del paro de un buen número de asesores y agregados que deberán abandonar sus despachos en el Cabildo si triunfa finalmente la moción de censura. Desde el PSOE no se respondía oficialmente a ese envite de Barragán sobre recorte de consejerías. Nadie tiene noticias de que Paulino Rivero ni siquiera se lo haya planteado. Pero un veterano pontificaba así desde su influyente retiro: "Más vale honra sin barcos que barcos sin honra".

Seguir leyendo »

"Causas políticas sobrevenidas" en el PSOE

Comité Regional del PSC-PSOE.

Comité Regional del PSC-PSOE.

El resacón de la moción de censura del PSOE, en conchabo con el PP, en el Cabildo de La Palma promete ser soberbio, de los que no se curan ni con una tortilla de Alka Seltzer. El incendio que parecía localizado exclusivamente en esa isla se ha extendido por otras más con amenaza de convertirse en catástrofe si los bomberos no cambian la gasolina por otros métodos algo más eficaces. Ha llegado el temido momento de ver desenvolverse en su salsa habitual a los que la actual dirección regional colocó en puestos clave para frenar a los que creía más desleales, que paradójicamente se convirtieron este mismo martes en los más firmes baluartes del secretario general y de parte de su séquito. Además de La Palma, donde no parecen haber cundido de momento las expulsiones y las amenazas de males bíblicos a los que tengan la tentación de echarse al monte, el fuego se ha extendido a Tenerife, donde la dirección insular, utilizada en su día como cortafuegos a las apetencias de mando de los no afines a Paco Spínola y Julio Cruz, promete grandes momentos de patetismo. La primera muestra se escenificó este mismo martes, cuando esa Ejecutiva Insular hizo algo inédito: suspender el Comité Insular previsto para el sábado alegando "causas políticas sobrevenidas", en alusión elíptica a la censura en la isla de La Palma, que en teoría no tendría por qué debatirse en el máximo órgano entre congresos de otra isla. De hecho, la misma convocatoria se mantiene para Gran Canaria sin que a nadie se le haya ocurrido semejante extravagancia. La causa, en realidad, es otra bien distinta: una parte de la militancia de Tacoronte, animada por los cinco concejales rebeldes que ejecutaron la moción de censura contra el alcalde de CC, había anunciado que llevaría a ese comité una propuesta de resolución con la que pretendía que el PSOE tinerfeño se solidarice con los irradiados, reclame su readmisión y bendiga, acto seguido, la acción que les costó la expulsión. El secretario insular, Manuel Fumero, incapaz de atajar esa querencia hacia el PP que él mismo ha alentado, sabe que puede perder una votación, entre otras cosas porque la apoyarían su presidente insular y su secretario de Política Municipal. Así que, "causas sobrevenidas". Ya veremos cómo escapa de la que ya le está cayendo encima.

Seguir leyendo »

Portada para la facultad

Portada de El Día

Portada de El Día

Por un momento parecía que se había acabado el mundo, que se había rasgado la mediana imaginaria que separa Canarias de Marruecos y el noble vecino había plantado, como en Perejil, una bandera en el mismísimo centro de la avenida santacrucera de Buenos Aires. Cualquiera que viera este martes la primera página del periódico El Día, edición de papel, pensaría que se había producido un acontecimiento grandioso que obligaba al editor y a su equipo médico habitual a sacrificar la mitad de su espacio a reproducir una parte sustanciosa de su artículo editorial. Pero no. Algo nos debimos haber perdido desde la última vez que consultamos las páginas de esa gloriosa reliquia y el día de ayer, porque tras la lectura de tan desquiciante texto llegamos a la misma conclusión de siempre: lo que puede empeorar, termina empeorando irremediablemente. Y la poca vergüenza del editorialista y sus mariachis va proa al marisco, no hay duda. Debe haber aparecido una sentencia contraria (hace tiempo que no ganan una) que ha enervado de manera notable al veterano editorialista como para ordenar a sus subordinados destrozar por completo la primera del periódico con un cacho de editorial donde se repite la misma historia de siempre: que si España nos somete, nos roba y nos esquilma; que si Paulino Rivero y su esposa son los culpables de todo y que deben marcharse de Canarias (los verbos y los predicados son mucho más fuertes, perdonen el recato), y que si ya es hora que el pueblo canario se alce en armas contra estos traidores. A ver si vende el periódico de una puñetera vez y deja tranquilos a los independentistas serios, que tienen que estar avergonzados.

Seguir leyendo »

Águeda llama a don Pepito

Águeda Montelongo en el Parlamento de Canarias.

Águeda Montelongo en el Parlamento de Canarias.

"Hay que llamar a El Día para decírselo". La frase no es del presidente del Movimiento Patriótico, henchido de independentismo al término de una asamblea. Es de Águeda Montelongo ( escuchar audio), parlamentaria regional del Partido Popular, tras un debate parlamentario en el que Paulino Rivero contestaba a la portavoz conservadora, Australia Navarro. Ambos, portavoz y presidente, se enzarzaron alrededor de las apreciaciones del segundo acerca de la "desafección hacia España" que, a su juicio, están provocando entre los canarios los desplantes y serruchazos del Gobierno de Mariano Rajoy, además de los atropellos y chulerías que cada fin de semana viene a propinarnos el líder regional de la causa, José Manuel Soria. Acudiendo a lugares comunes muy pintureros, Navarro alegó que la mayoría de los canarios se sienten españoles, ignorando por completo el alcance del término desafección, al que seguramente equiparó al de independencia por economía de costes. Lo raro es que, manteniendo como mantuvo el PP (y como mantiene siempre) un discurso tan españolista, se pudiera escuchar a Águeda Montelongo decir eso, "hay que llamar a El Día para decírselo", porque de todo el mundo es sabido que el periódico de don Pepito hace ya mucho que cultiva precisamente esa desafección hacia España pero acudiendo ya a técnicas mucho menos sutiles. Montelongo, queremos suponer, ordenaba llamar al periódico del insigne soberanista para contarle que Paulino Rivero había proclamado que el Gobierno no apoyaría (publicitariamente) a un periódico independentista. Vamos a ver cómo lo digerimos: tras un acalorado debate en el que el PP reivindicaba, por si había dudas, la profundad españolidad de Canarias, su parlamentaria Montelongo, secretaria segunda de la Mesa, consideraba aconsejable hacerle un arrumaco cómplice al único periódico de Canarias que reclama la independencia de España y la constitución de la República Canaria Independiente con él erigido en nuestro particular Atatürk. Si no fuera porque parecería grotesco, casi diríamos que el PP, a través de las instituciones donde gobierna y de la agencia de comunicación de la que Asier Antona es eficiente comercial, está echando una mano económica a don Pepito en el convencimiento de que a) lo de la independencia es una pendejada suya de él que no llegará a ninguna parte, y lo más importante, b) está atacando todos los días de modo inclemente y calumnioso a Paulino Rivero, que es lo que realmente da valor estratégico a ese periódico.

Seguir leyendo »

Atentos a Los Llanos

Pero mientras se celebra el pleno del Cabildo que habrá de colocar a Anselmo Pestana como presidente y se confirman las expulsiones de los seis consejeros socialistas en esa Corporación, todas las miradas se centran ahora en la moción de censura que se debatirá este lunes en Los Llanos de Aridane. Cuando todo hacía pensar ?de lejos, al menos- que esa censura iba en la línea de recomponer los puentes con Coalición Canaria provocando que sus dirigentes más recalcitrantes pagaran con una prudente retirada las humillaciones que los socialistas les reprochan continuamente, la escaramuza en el Cabildo lo pone todo de nuevo patas arriba. Incluso en Los Llanos de Aridane, donde nadie daba este lunes por seguro que pueda triunfar la censura contra la alcaldesa del PP que se va a votar el miércoles. Una concejala del CCN, migrada por voluntad propia al grupo mixto, y sobre todo, dos concejalas del PSOE, podrían hacer fracasar esa acción y frustrar para lo que queda de mandato cualquier movimiento de poltronas. Una de esas concejalas es Amparo Martín, hija del histórico Totono Martín y actual presidenta del PSOE en La Palma. En 2011 asumió disciplinada el pacto con el PP, a pesar de su conciencia claramente de izquierdas. Pero ahora, transcurridos estos dos años y consciente de que los vecinos no soportan estas peleas entre políticos, que en gran medida esconden ancestrales enfrentamientos personales, parece no haber ocultado su incomodidad con esta moción de censura.

Seguir leyendo »

Se rompe el PSOE palmero

Todas las fuentes consultadas de un lado y de otro de la mesa del pacto de gobierno de Canarias coincidían ayer en que esta nueva crisis palmera no tiene por qué tocar las bases que sustentan a este Ejecutivo. Habrá muchas presiones, especialmente en Coalición Canaria, pero serán las mismas que vienen clamando desde hace tiempo por retomar los acuerdos, cada vez más lejanos, con el PP y, de camino, obstaculizar la carrera de Rivero hacia su tercer mandato. El presidente soltó su exigencia a su socio de modo elocuente por la noche en el Club La Provincia: "Espero que el PSOE actúe con contundencia para reforzar la confianza" entre ambas partes. El estropicio será peor en el PSOE, que desarticulará su organización en La Palma a partir de ahora. Porque cuando Rivero soltaba su aviso, ya se había cursado la expulsión de los seis consejeros del PSOE en el Cabildo de La Palma con unas consecuencias ciertamente desastrosas para la estructura del partido en la isla: se disuelve la Agrupación Insular al ser expulsado su secretario general, Anselmo Pestana, presidente in péctore del Cabildo; se disuelve la Agrupación Local de Breña Alta al resultar expulsado su secretario general, Jorge González Cabrera, que también es el secretario insular de Organización. Queda descabezado por lo tanto el Partido Socialista palmero, que perderá a continuación algunos puntos clave de poder, como el mentado Ayuntamiento de Breña Alta, donde algunos dirigentes sitúan el epicentro de este seísmo por el empeño de su alcalde, Blas Bravo, de extender a toda la isla su acuerdo con el PP, al que cedió la alcaldía en la primera mitad del actual mandato. Quedan en remojo otros dirigentes, como el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, al que la dirección regional ha advertido seriamente con expulsarle si cumple con su acuerdo de time-sharing con el PP y le cede la alcaldía. Si Matos es expulsado, también habría gestora en la Agrupación Local socialista de la capital, de la que es secretario general. Un desastre en toda regla del que va a haber, no obstante, algunos beneficiados dentro del PSOE.

Seguir leyendo »

Los planes de Rita y Manolo Marcos

Anselmo Pestana, pronto ex socialista.

Anselmo Pestana, pronto ex socialista.

Los alcaldes de Punta Gorda, de Breña Alta y de Santa Cruz de La Palma han salido en tromba a apoyar la moción de censura de sus compañeros en el Cabildo. Confían en que el cabreo de la Federal y la Regional sea un hervor que se pasará dentro de un año, que no serán expulsados y que las aguas volverán a su cauce. Se enfrentan, sin embargo, a dos circunstancias que impiden esa esperanza. La primera, la decisión del PSOE de no ceder ni un metro cuadrado de poder al PP en ningún sitio de España. Era una decisión sostenida antes de la Conferencia Política del pasado fin de semana, pero ahora ya es una imposición innegociable. Lo sabían los censurantes desde hace semanas, cuando recibieron cartas con acuse de recibo de la Ejecutiva Federal advirtiéndoles de que serían expulsados si actuaban como finalmente hicieron. Ante la insistencia de los rumores que confirmaban que habría censura, Manuel Marcos Pérez, el hombre fuerte de José Miguel Pérez en la isla, conversó hace menos de un mes con Anselmo Pestana, quien le aseguró que se había descartado la iniciativa. Le mintió, o Manuel Marcos ha engañado a sus compañeros de Ejecutiva Regional contándoles esta versión. No debe olvidarse que este histórico dirigente y la diputada regional Rita Gómez (enfrentados a José Miguel Pérez en el último congreso regional) fueron los que en 2011 diseñaron los pactos locales con el Partido Popular, si bien es cierto que ambos recondujeron su postura hacia la disciplina de la organización regional cuando se les ordenó respetar el acuerdo con CC. Los dos se convertirán a partir de ahora en los baluartes de esa misma disciplina, y hasta Rita Gómez conseguirá su propósito de gobernar el partido en la isla, a cuya secretaría general se presentó en el último congreso insular en la creencia de que se alzaría con el triunfo. No contaba con un vuelco de última hora precisamente capitaneado por el alcalde de Breña Alta, Blas Bravo, que vuelve a estar en la trastienda de lo ocurrido este lunes alentando al que ganó aquel congreso, Anselmo Pestana. Rita Gómez, igualmente, es la autora intelectual de la moción de censura en Los Llanos de Aridane, donde el PSOE se dispone este miércoles (si nada cambia) a arrebatar la alcaldía que en 2011 entregó al PP en medio de aquella orgía de pactos contra Coalición Canaria. Es esa censura, a la postre, la que ha precipitado los acontecimientos porque Pestana, Bravo y los suyos ven venir a la diputada, le reprochan haber actuado sin contar con ellos en Los Llanos, y le querían cortar el paso con la moción en el Cabildo que finalmente les va a estallar en las manos.

Seguir leyendo »