eldiario.es

Menú

Afán de protagonismo

UNA COSA ES DENUNCIAR Y OTRA BIEN DISTINTA DAR TRIGO

Alberto Santana ha tenido, que sepamos, un acierto en su vida: denunciar la trama eólica y que la Fiscalía Anticorrupción viera indicios y ordenara una investigación de los hechos. Punto pelota. Pero, lamentablemente, asiéndose a ese éxito, San

- PUBLICIDAD -

Alberto Santana ha tenido, que sepamos, un acierto en su vida: denunciar la trama eólica y que la Fiscalía Anticorrupción viera indicios y ordenara una investigación de los hechos. Punto pelota. Pero, lamentablemente, asiéndose a ese éxito, Santana ha dedicado mucho de su tiempo y muchísimo del de los jueces y los medios de comunicación a ampliar su denuncia sucesivamente, a intentar varios objetivos: tocar a algún pez gordo y engordar su afán de protagonismo. Paralelamente, y vía internet, pidió su afiliación al Partido Socialista, convencido de que sería acogido en la Casa del Pueblo como un héroe capaz de acorralar a cualquier corrupto o presunto corrupto que se pusiera por delante. Crecido por las circunstancias y gracias a algunas carambolas ha creído que, presentándose a las primarias, alguien se sentará a negociar con él su retirada a cambio de un puesto político bien remunerado. Insistimos: cantó un bingo, y en lo demás se está equivocando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha