eldiario.es

Menú

Agarrada peninsular con la Policía

AQUÍ LAS VERSIONES EMPIEZAN A DISCREPAR AMPLIAMENTE

La coincidencia de versiones se rompe cuando los tres personajes recién expulsados del local de alterne se dirigen hacia el puesto de Policía que hay en Azca, que no debe confundirse con la comisaría de Tetuán, donde al

- PUBLICIDAD -

La coincidencia de versiones se rompe cuando los tres personajes recién expulsados del local de alterne se dirigen hacia el puesto de Policía que hay en Azca, que no debe confundirse con la comisaría de Tetuán, donde algunos medios situaron los incidentes posteriores. Allí, en Azca, piden al policía de la puerta que les acompañe hasta el Gola porque han sido expulsados indebidamente. Iban bien cargados de alcohol, lo que no parece que haga mucha falta confirmar ni con el atestado policial, que así lo recoge, ni con la versión del camarero del local, que les despachó unas copas. Como quiera que el agente no les hace mucho caso y los remite a que presenten una denuncia, los tres juerguistas, que ya venían cabreados del Gola, se encochinan aún más y el policía paga las consecuencias. Los refuerzos no tardan en llegar y los paisanos son reducidos y detenidos por atentado contra la autoridad. Lo que dijeron a los policías, quién lo dijo exactamente, lo que los policías les dijeron a ellos, en qué momento Curbelo se identifica como senador, y sobre todo, quién coño fue el que se puso a insultar, cargado como un chucho, en segunda persona del plural: "vosotros sois unos terroristas, unos hijos de puta, unos borrachos; os vais a enterar; os voy a denunciar..." como refiere el atestado policial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha