Opinión y blogs

eldiario.es

Ahora, en un pasillo

NO SE PIERDAN LOS ÓRDENES DEL DÍA

Benito Codina ha tenido mucha suerte y ya se sitúa a la diestra de maestro Soria, pero Cristina sufre las consecuencias de la organización que ha heredado, además de los mimbres con los que cuenta y que ella misma ha renovado. De este modo no es n

- PUBLICIDAD -

Benito Codina ha tenido mucha suerte y ya se sitúa a la diestra de maestro Soria, pero Cristina sufre las consecuencias de la organización que ha heredado, además de los mimbres con los que cuenta y que ella misma ha renovado. De este modo no es nada disparatado comprobar que la sede del PP tinerfeño es una especie de pasillo en el edificio Cortefiel de Santa Cruz de Tenerife, sin ventanas a la calle y al que se accede atravesando un patio. Los militantes, unos 1.500, ni siquiera pagan cuotas, y los históricos del partido se han atorrado en torno al ex propietario del invento, Ignacio González Martín, a la espera de tiempos mejores. Las reuniones del partido, ni contarles: cuatro amigos que se congregan con un orden del día que raya el absurdo y en el que se incluye la aprobación del acta de la sesión anterior, los ruegos y preguntas y el profundo debate de dónde nos tomamos el té con bollería fina a la salida. Triste en un partido con vocación de gobierno regional y que tiene en su presidente, José Manuel Soria, a un aspirante a mandar más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha