eldiario.es

Menú

Alarcó pide balacera de auditorías

Y NOSOTROS TAMBIÉN

Estamos encantados con Antonio Alarcó, el flamante senador del Reino recientemente reelegido por la isla de Tenerife. Está exultante porque considera que con el magnífico resultado electoral que acaba de conseguir, doblando en

- PUBLICIDAD -

Estamos encantados con Antonio Alarcó, el flamante senador del Reino recientemente reelegido por la isla de Tenerife. Está exultante porque considera que con el magnífico resultado electoral que acaba de conseguir, doblando en votos a su eterno adversario Ricardo Melchior, "las cosas se han colocado en su sitio". El lector debe entender por "las cosas" los dos informes de auditoría que hemos conocido en vísperas de las elecciones - de uno de ellos les damos cuenta hoy mismo- que no dejan precisamente a la altura de un diligente gestor de lo público a este insigne cirujano, prócer de la patria nivariense en lectura corregida y aumentada del periódico El Día, que a la vez que proclama la existencia larvada de una incipiente República Independiente de Canarias, anatemiza al nacionalismo de Coalición Canaria y eleva a los más sublimes altares al nacionalismo español del PP. Cosas de don Pepito que aún estamos tratando de desentrañar. Pero, volviendo a Alarcó, en medio de la euforia post-20N ha lanzado un órdago a la grande a su ex compadre Ricardo Melchior: que haga auditorías a todos los órganos dependientes del Cabildo de Tenerife. Nosotros, que le hemos cogido gustillo a eso de las irregularidades en las fundaciones y organismos públicos, ya nos pedimos la vez para ser los primeros en publicarlas, caiga quien caiga. Incluso si cae nuevamente el señor Alarcó enredado en esos hospitales públicos del Cabildo y esas clínicas privadas tan privadas de conocerle.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha