Opinión y blogs

eldiario.es

Arias Cañete, enviado especial

LOS BUENOS DESEOS DE ACEBES SIRVIERON DE POCO

Llegó tarde el PP nacional con sus intentos de apaciguar los ánimos entre nacionalistas y conservadores. El deterioro de las relaciones personales había llegado a límites irreconducibles y algunos altos cargos del PP empezaron a embalarlo todo y

- PUBLICIDAD -

Llegó tarde el PP nacional con sus intentos de apaciguar los ánimos entre nacionalistas y conservadores. El deterioro de las relaciones personales había llegado a límites irreconducibles y algunos altos cargos del PP empezaron a embalarlo todo y a destruir papeles desde el viernes pasado, día 13, por cierto. Acebes no acudió finalmente, pero mandó a un hombre bueno, Miguel Arias Cañete, ex ministro de Agricultura, con quien Soria almorzó el mismo sábado en La Casita, a la misma hora en que el presidente del Gobierno le mandaba los papeles de la deportación. De la deportación a la oposición donde, a decir de Soria, se pasa mucho frío. Fue una jornada difícil para el presidente del PP, que pensaba ganar un par de jornadas anunciando que se quedaba en el Gobierno, pero tuvo que hacer su segunda rueda de prensa por la tarde para decir que se iba, pero que se van a acordar de él.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha