Opinión y blogs

eldiario.es

Australia, la más damnificada

DIMITIÓ COMO DIPUTADA Y CERRÓ SU DESPACHO

Que Luis Soria tenga tanto apego a su despacho es normal. Y nada tiene que ver con el dinero público que invirtió en su ampliación y en su remodelación, bidé incluido. Más bien hay que encontrar las razones en la ausencia de un destino laboral

- PUBLICIDAD -

Que Luis Soria tenga tanto apego a su despacho es normal. Y nada tiene que ver con el dinero público que invirtió en su ampliación y en su remodelación, bidé incluido. Más bien hay que encontrar las razones en la ausencia de un destino laboral claro que no sea el consumo compulsivo de zumos de frutas, embutido en un albornoz blanco, en la piscina del hotel Santa Catalina. Ésa era la actividad de la que fue rescatado por su señor hermano para que se hiciera cargo, entre otras acciones estratégicas, del gas y de la energía eólica. Manda molinos, amigo Sancho. Peor lo tiene Australia Navarro, que dejó su acta de parlamentaria regional en aplicación de las incompatibilidades y cerró su despacho de abogada, que ahora deberá retomar no sin mucho esfuerzo. Lo mismo que su ayudante en él, su hasta ahora viceconsejera de Administración Pública, Paqui Sarmiento. De Águeda Montelongo nada podemos decirles porque es profesora de educación física y la encontramos muy en forma. Podrá volver a saltar el plinto tan ricamente, seguro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha