eldiario.es

Menú

Carmelo Padrón da en el clavo

EL EX CONSEJERO HACE UN LLAMAMIENTO A LA NEGOCIACIÓN

- PUBLICIDAD -

Una vez más ha tenido que ser un político en la reserva activa quien diera en el clavo. Carmelo Padrón, catedrático de Derecho Urbanístico en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria es, quizás, una de las personas más documentadas y legitimadas para hablar del caso Oasis. Porque a su condición de arquitecto urbanista y abogado especializado en Derecho Urbanístico, une su aparcada condición de político, la que en 1989 le llevó a protagonizar una pública batalla en favor de la recuperación del oasis de Maspalomas para el uso público. Padrón sigue con mucha atención el proceso, y aunque se confiesa "sorprendido" por la pirueta del Cabildo protegiendo el espacio como BIC histórico, cree que cualquier instrumento es bueno ahora para abrir un proceso de negociación que conduzca a que no haya víctimas irrecuperables. Por eso propugna una negociación en la que intervengan las dos cadenas empresariales en presencia, RIU y Lopesan, junto al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias, que tiene competencias en la zona a través de las consejerías de Cultura y de Sostenibilidad. Padrón dio nombres este martes en el programa de nuestra colega Teresa Cárdenes, Teresa a las 8. Dio el nombre, por ejemplo, del vicepresidente y consejero de Sostenibilidad, José Miguel Pérez, de su propio partido; y el de José Fernández, director general de la misma cosa, "que tiene experiencia en negociar con RIU", como hizo para que el Estado se quedara con la casi totalidad de la isla de Lobos a cambio de ampliarle a esa misma cadena las concesiones de sus hoteles de las Grandes Playas de Corralejo. A mayor abundamiento, Lopesan ya ha reiterado su disposición a tirar su hotel IFA Faro para contribuir a una solución blanda al entorno, lo que desde luego deja a RIU en una posición difícilmente asumible si se niega al menos a hablar. Carmelo Padrón, consejero del Cabildo a finales de los 80, ya lo intentó, y cree que ahora es posible "oxigenar" la zona y convertir el oasis en la marca de Gran Canaria. Y pone como ejemplo el caso del hotel Dunas, que se tumbó otorgando compensaciones a sus propietarios en Pasito Blanco. Le faltó decir que casi a la vez que se tiraba ese hotel, Araña autorizaba a RIU levantar el Palace al otro lado de las dunas. Aún así, nunca es tarde para negociar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha