eldiario.es

Menú

"Causas políticas sobrevenidas" en el PSOE

EL INCENDIO NO SE SOFOCA

- PUBLICIDAD -
Comité Regional del PSC-PSOE.

Comité Regional del PSC-PSOE.

El resacón de la moción de censura del PSOE, en conchabo con el PP, en el Cabildo de La Palma promete ser soberbio, de los que no se curan ni con una tortilla de Alka Seltzer. El incendio que parecía localizado exclusivamente en esa isla se ha extendido por otras más con amenaza de convertirse en catástrofe si los bomberos no cambian la gasolina por otros métodos algo más eficaces. Ha llegado el temido momento de ver desenvolverse en su salsa habitual a los que la actual dirección regional colocó en puestos clave para frenar a los que creía más desleales, que paradójicamente se convirtieron este mismo martes en los más firmes baluartes del secretario general y de parte de su séquito. Además de La Palma, donde no parecen haber cundido de momento las expulsiones y las amenazas de males bíblicos a los que tengan la tentación de echarse al monte, el fuego se ha extendido a Tenerife, donde la dirección insular, utilizada en su día como cortafuegos a las apetencias de mando de los no afines a Paco Spínola y Julio Cruz, promete grandes momentos de patetismo. La primera muestra se escenificó este mismo martes, cuando esa Ejecutiva Insular hizo algo inédito: suspender el Comité Insular previsto para el sábado alegando "causas políticas sobrevenidas", en alusión elíptica a la censura en la isla de La Palma, que en teoría no tendría por qué debatirse en el máximo órgano entre congresos de otra isla. De hecho, la misma convocatoria se mantiene para Gran Canaria sin que a nadie se le haya ocurrido semejante extravagancia. La causa, en realidad, es otra bien distinta: una parte de la militancia de Tacoronte, animada por los cinco concejales rebeldes que ejecutaron la moción de censura contra el alcalde de CC, había anunciado que llevaría a ese comité una propuesta de resolución con la que pretendía que el PSOE tinerfeño se solidarice con los irradiados, reclame su readmisión y bendiga, acto seguido, la acción que les costó la expulsión. El secretario insular, Manuel Fumero, incapaz de atajar esa querencia hacia el PP que él mismo ha alentado, sabe que puede perder una votación, entre otras cosas porque la apoyarían su presidente insular y su secretario de Política Municipal. Así que, "causas sobrevenidas". Ya veremos cómo escapa de la que ya le está cayendo encima.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha