Opinión y blogs

eldiario.es

Cincuenta por día

COLAS IMPERDONABLES

Lo que ocurre ahora para sacarse el pasaporte, o al menos para sacarse el pasaporte en la Supercomisaría ?que así se llama- de Las Palmas de Gran Canaria, es una película en blanco y negro y con tachaduras. Cada mañana, especialmente los meses de

- PUBLICIDAD -

Lo que ocurre ahora para sacarse el pasaporte, o al menos para sacarse el pasaporte en la Supercomisaría ?que así se llama- de Las Palmas de Gran Canaria, es una película en blanco y negro y con tachaduras. Cada mañana, especialmente los meses de verano, puede verse a numerosas personas pasando la noche allí, a las puertas de la Policía, esperando para obtener un número que les sitúe entre los cincuenta primeros afortunados que puedan alcanzar el privilegio de que los funcionarios les extiendan el pasaporte. Si tiene usted la poca fortuna de ser el 51, ha de volver al día siguiente, una hora antes, es decir, a las cinco a eme, para evitar perder el viaje. Una situación tan pintoresca sólo puede responder ?de acuerdo a nuestras entendederas- a que a) ha vuelto el tercermundismo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, especialmente a los departamentos pensados para atender al ciudadano contribuyente, o b) que los que dirigen el cotarro son unos zoquetes incapaces de organizar aquello para, como ocurre en otros lugares dotados de inteligencia, se dé hora y día a la gente en función de las capacidades de cada negociado. Por no pensar la opción c), la que tiene que ver con nuestra sospecha de que también quieran privatizar el asunto de los pasaportes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha