eldiario.es

Menú

Deprisa, deprisa

PEPA ESTABA MUY SEGURA

Pepa Luzardo, alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria en horas últimas más que bajas, debía manejar unas encuestas marcianas. Sólo con perder la mayoría absoluta habría bastado para que el sillón se le

- PUBLICIDAD -

Pepa Luzardo, alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria en horas últimas más que bajas, debía manejar unas encuestas marcianas. Sólo con perder la mayoría absoluta habría bastado para que el sillón se le moviera, pero es que, además, los estudios colocaban muy cerca, cuando no por encima, a su principal oponente, Jerónimo Saavedra. Pues a pesar de eso, la muy alcaldesa debió creer más allá de lo razonable en su capacidad para voltear lo que la Sociologia práctica anunciaba. Vamos, que no se creía que dejara de ser alcaldesa. Al menos así lo parece a juzgar por todo el laburo que ha dejado para el final. Este martes a las 13.00 horas ha convocado un pleno extraordinario en la sala de juntas de la sexta planta de las Oficinas Municipales, con el fin de despedirse sin ilegalidades, o sea, dejando todo como la ley manda. En estos últimos días la apenada dama se afana en reuniones con organismos adyacentes. Ayer mismo se aprobaron unas actas de hace dos años y medio pertenecientes al Instituto Municipal de la Mujer. Para qué las prisas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha