eldiario.es

Menú

Desautorizado por el Gran Chamán

EL DEL PELO BLANCO SE TUVO QUE COMER OTRO MUERTO

Los desafueros del pequeño Chamán de Nivaria, siempre ávido de carne cercana, le han conducido al disentimiento de una gran parte de la tribu, que desaprueba la sobredosis antropófaga del individuo en cuestión. Preo

- PUBLICIDAD -

Los desafueros del pequeño Chamán de Nivaria, siempre ávido de carne cercana, le han conducido al disentimiento de una gran parte de la tribu, que desaprueba la sobredosis antropófaga del individuo en cuestión. Preocupado por la divulgación de sus tropelías, el chamán llegó a condenar al altar del sacrificio a cierto militante al que las leyes modernas colgaron una imputación desvaída. Pidió su cabeza, pidió su tronco, pidió sus extremidades... y con una de ellas, movida por el Gran Chamán, le arrearon tremendo puntapié en el trasero que le colocó al borde mismo de la cacerola donde se cocían en ese momento las verduras para el siguiente potaje. El chamán albino sigue trotando por las praderas nivarienses a la espera de que el gran cónclave lo termine por desautorizar del todo al comprobar que tiene todos los boletos de la rifa para la cachetada colectiva de la tribu.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha