eldiario.es

Menú

Elocuente parangón Rosell-Garzón

A ALARCÓ SE LE FUE EL BAIFO ENSEGUIDA

Resultó muy elocuente que, desde el primer instante en que se vio contradicho por Ángel Tristán Pimienta, el doctor Alarcó (seguramente muy bueno en su especialidad, pero nulo en la expresión oral) la emprendiera

- PUBLICIDAD -

Resultó muy elocuente que, desde el primer instante en que se vio contradicho por Ángel Tristán Pimienta, el doctor Alarcó (seguramente muy bueno en su especialidad, pero nulo en la expresión oral) la emprendiera contra "los jueces estrella", a los que situó en un plano de descrédito frente a los magistrados que trabajan seriamente (sic). Y enseguida empezó a comparar a la juez Rosell con el juez Garzón, lo que puso de manifiesto enseguida cuáles son las pesadillas que atormentan al PP desde que en España se empezó a investigar seriamente la corrupción de los partidos políticos sin excepción de castas y tronío. Tanto se aprendió el argumentario de tres ideas-fuerza que le dieron para acudir al 59 Segundos de Canarias, que confundió de lugar los ordenadores de la juez Rosell y se lió a la hora de no contestar a la pregunta sobre la afortunadísima comparación que su señorito ha querido hacer entre la magistrada de sus paranoias y el ex magistrado José Antonio Martín. "Y yo no me meto en la vida privada de nadie, como tampoco ha hecho José Manuel Soria", enfatizó con escasísima credibilidad. Hay políticos a los que la política les queda excesivamente grande.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha