eldiario.es

Menú

La Fiscalía culpa al juzgado

LA MISMA QUE METIÓ UN SALPAFUERA AL PRIMER INSTRUCTOR

- PUBLICIDAD -

La noticia de que la Inspección Fiscal culpa al juzgado instructor del retraso del caso Góndola es la primera referida a ese asunto que conocemos por el conducto oficial. No se conocen diligencias practicadas últimamente, ni se le esperan. Desde hace meses corre el rumor de su archivo, y desde el juzgado se comenta con la boca chica que ha sido la Fiscalía la que ha dejado dormir el sumario en el sueño de los justos con una inacción que denota desinterés. Desde que estalló el asunto por iniciativa de la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía, la Fiscalía de Canarias demostró tener muy poco interés en los gondoleros. El caso sucedía a Eolo y a Faycan, que había levantado por los aires al Partido Popular canario de una manera escandalosa. Pero mientras esos dos cayeron en manos de la Fiscalía Anticorrupción, Góndola fue asumido de manera proactiva por la Fiscalía Provincial, que destacó al fiscal Jorge Pobre, uno de los más adictos miembros de la muchachada García-Panasco. Los gestos no podían ser más elocuentes, pero quizás el que se llevó la palma fue el airado salpafuera que se llevó en 2007 el primer juez instructor, Alexis Reyes, al que le archivaron ?a propuesta del fiscal jefe de Canarias- le pieza que remitió al Tribunal Superior de Justicia de Canarias cuando, en medio de las conversaciones intervenidas por la Policía, descubrió al empresario Santiago Santana Cazorla despachando sus asuntos turísticos y urbanísticos con total naturalidad con las máximas autoridades de la autonomía. La juez Margarita Varona no tardó ni 24 horas en archivar aquella pieza, y el juez Reyes apenas unos meses en pedir su traslado al juzgado de familia que todavía hoy ocupa en Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha