eldiario.es

Menú

Los GEOS en un barco de Salvamento Marítimo

DE LEÓN PASÓ AMPLIAMENTE DE LA GUARDIA CIVIL

- PUBLICIDAD -
Sagrario de León.

Sagrario de León.

Pero la atrabiliaria gestión de la comisaria provincial de la Policía Nacional en Las Palmas, respaldada desde la plaza de La Feria por el subdelegado del Gobierno, Luis Molina, no tiene ese hito de Mogán como el único destacable de su más reciente actividad policial. La llegada de una patera a la playa capitalina de La Laja el pasado día 8 de abril sirvió para Sagrario de León como nueva oportunidad de tocar las narices a la Guardia Civil. No contenta con la gestión de extranjería que le compete a su cuerpo (Nacional de Policía), la comisaria ordenó que varios miembros de los grupos especiales (GEOS) embarcaran a bordo de una patrullera de Salvamento Marítimo (Ministerio de Fomento) para adentrarse mar adentro en busca del buque nodriza del que teóricamente habría sido arriada la patera que desembarcó a los inmigrantes en la playa del sur de la ciudad. Desconocemos con precisión el resultado de esa misión semiclandestina, pero hemos de concluir que el éxito no se alcanzó porque en tal caso no habría habido espacio en los telediarios para ofrecerlo ampliamente a la ciudadanía. No consta que desde la Supercomisaría se sugiriera a la Guardia Civil que activara alguna de sus patrulleras o su servicio SIVE para localizar el buque nodriza. Porque es la Guardia Civil, también en este caso, la competente en la materia. En los anales de la Supercomisaría constan algunos otros excesos de esta comisaria, como aquel de hace algunos años que a punto estuvo de estropear una operación antidrogas de la Udyco en la costa de Bañaderos. Para promocionar a su pareja, Antonio Jarabo, por entonces jefe de la Comisaría de Maspalomas (hoy premiado por el PP con la jefatura superior de Baleares), De León permitió que fueran los policías adscritos al Sur los que intervinieran en el Norte aprovechando un momento de vacío de autoridad policial, lo que la colocó a ella como mandamás en la provincia. Nadie la expedientó y ahora cree que esa es una buena forma de actuar. Está en revisión interna su actuación en el caso de la joven Minerva Marrero, cuyo hijo fue reclamado por su padre desde Alemania. La comisaria cursó unas órdenes que le podrían acarrear algún problema disciplinario ?si la cosa no llega a los juzgados de lo penal- por contravenir olímpicamente las instrucciones de la fiscalía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha