eldiario.es

Menú

Grandes fastos satauteños

CONCEJALES QUE SALTAN DE PARTIDO Y LOS SIGUEN VOTANDO

Santa Brígida va camino de arrebatar a la isla de Lanzarote el dudoso privilegio de ser un banco de pruebas para experiencias políticas sin parangón. Cierto es que fue en esa villa grancanaria donde se estrenó aquello d

- PUBLICIDAD -

Santa Brígida va camino de arrebatar a la isla de Lanzarote el dudoso privilegio de ser un banco de pruebas para experiencias políticas sin parangón. Cierto es que fue en esa villa grancanaria donde se estrenó aquello del time sharing, o calentamiento de poltrona compartida, con aquel invento de Salvar Santa Brígida que, finalmente, no salvó ni a los que lo emprendieron. Luego Lanzarote les arrebató todos los registros de contorsionismo político, pero sospechamos que el primer lugar del ranking regresa a este hermoso municipio de las medianías grancanarias. Ya resultó llamativo en 2007 que se unieran Los Verdes con el PP para que los primeros quedaran absolutamente disueltos en las políticas conservadoras del Niño Bravo, el alcalde más echado pa'lante a este lado del río Pecos. Pero los acontecimientos ocurridos a continuación han mejorado mucho cualquier expectativa. Así, mientras los ex alcaldes Carmelo Vega y Antonio Díaz, pasean por la isla la sentencia que les ha absuelto de la denuncia que les interpuso hace un montón el concejal verde, antes socialista, Toñín Ramírez, otro militante del PSOE, Manuel Ramos, abandona su acta de concejal por lo que llama entreguismo de su partido el alcalde Lucas, que a su vez trata de captar a otro verde de pasado socialista, Emilio Ventura, ordenando a los funcionarios que compren los folios y las grapas en la tienda que tiene en la calle Tenderete el hijo del pretendido edil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha