eldiario.es

Menú

La Guanchancha no se queda atrás

VIENEN MÁS DENUNCIAS CONTRA LOS MANDOS CANARIOS

- PUBLICIDAD -

Despiporres al volante aparte, quien tampoco tiene muchos motivos para sacar pecho y lucir metopas es el Cuerpo General de la Policía Canaria ese, que se enfrenta esta semana a su primer caso gordo en los juzgados, con una quinta parte, que ya es decir, de sus miembros imputados en el denominado caso Ladrillo. Este lunes pasaron por el despacho de Instrucción 3 de LPGC los primeros policías imputados y el denunciante de haber sido agredido en Carnaval, en la rocambolesca trama de cargos policiales dando leña a sus subordinados para alegar que fueron agredidos por el denunciante. La historia de una bronca nocturna en la competición de murgas de Las Palmas no daría para mucho más que una nota en sucesos, pero que hayan sido detenidos diez policías autonómicos y que desde el Juzgado se haya autorizado los pinchazos telefónicos da una idea de que hay mucha más cera de la que arde y se repartieron aquella noche loca. De ahí los nervios de perdidos al río de algunos abogados defensores, dispuestos a amenazar ya con querellas a periodistas de esta casa que se han limitado a contar a lo que se dedica la Policía Canaria en sus ratos libres. Por cierto, quienes algo han visto del caso, cuentan que las conversaciones por teléfono del tal Carmelo Sosa, famoso en sus tiempos de la Policía Local por participar con su uniforme en películas porno, no tienen desperdicio. Una joya de lo que viene a ser un hombre de ley y porra. Se las terminaremos contando también con pelos y señales. Como la noche de abril de 2008 en plena Avenida 25 de Julio de Santa Cruz de Tenerife.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha