eldiario.es

Menú

Imputadas las corresponsales de Pepa

LAS CÁRMENES DE LA CASITA, CITADAS ANTE EL JUEZ EN JULIO

Dicen que la profesión de periodista es una de las más peligrosas del mundo, sobre todo cuando se ejerce en lugares calientes, donde los humanos se matan entre sí en nombre de alguna religión o de alguna deidad econ&oac

- PUBLICIDAD -

Dicen que la profesión de periodista es una de las más peligrosas del mundo, sobre todo cuando se ejerce en lugares calientes, donde los humanos se matan entre sí en nombre de alguna religión o de alguna deidad económica. También se ha convertido en peligroso el ejercicio del fisgón, grupo de pseudoperiodistas en el que podemos encuadrar a toda esa pléyade de correveidiles que escrutan en las fosas sépticas y en los cubos de la basura de los famosos para averiguar las cosas más insondables e insólitas. Hay un tercer grupo, también de alto riesgo, que podemos denominar de culichiches de restaurantes, donde se encuadran los que oyen campanas y, sin saber dónde, quiénes, cómo, cuándo, y por qué, se lanzan a conjeturas muy peligrosas. Es lo que hicieron, por ejemplo, las dos Cármenes que espiaron en favor de Pepa Cielito Lindo Luzardo un agosto de 2009 en el restaurante La Casita. El juez Rafael Passaro, de Instrucción 2 de Las Palmas de Gran Canaria, las acaba de imputar para que acompañen en esa situación a la ex alcaldesa, denunciada por el gerente de Guaguas Municipales, Sebastián Sansó, por haberse inventado que tramaba algo feo y gordo en aquella reunión con unos proveedores de la empresa. Están llamadas a declarar como imputadas a principios de julio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha