Opinión y blogs

eldiario.es

Infructuosa arenga

MOMENTO PARA LAS RECTIFICACIONES

Para todos los equipos, el verano es tiempo de hacer ajustes y ver qué es lo que no funciona, de tal modo que llegado el momento en que las victorias valgan puntos y de conseguirlas, o no, dependa el que el equipo esté arriba o abajo en la tabla, t

- PUBLICIDAD -

Para todos los equipos, el verano es tiempo de hacer ajustes y ver qué es lo que no funciona, de tal modo que llegado el momento en que las victorias valgan puntos y de conseguirlas, o no, dependa el que el equipo esté arriba o abajo en la tabla, todo esté perfectamente medido. Esto en la teoría, que ya se sabe que el fútbol es al fin y al cabo cuestión de que la pelotita entre; y siempre tiene que haber vencedores y vencidos. Pero aún así, mejor no repetir lo que en el verano no funcionó. Y no nos referimos en este caso a tácticas o alineaciones. Muy al contrario, les hablamos de la presencia de determinados personajes en los vestuarios. En concreto, el pasado sábado jugaban Vecindario y Universidad. En el descanso y con todo por decidir, entró en la sala que ocupaba el Universidad un destacado empresario vinculado al mundo del fútbol para arengar a los jugadores y lanzar consignas del tipo "esto hay que ganarlo por...". El resultado no pudo ser más desalentador. Al final del partido, los colegiales perdían por un rotundo 3-0. Repetimos que esa derrota ahora mismo no significa gran cosa dado que no hay puntos en juego, pero, insistimos, sí hay que repasar los hechos y no repetir la jugada en el futuro. El vestuario es del cuerpo técnico y los jugadores. Los demás, sobran. Todo esto desde el punto de vista del Universidad, porque si nos fijamos en el Vecindario habrá que decir que las cosas marchan y felicitarles por su rotunda victoria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha