Opinión y blogs

eldiario.es

Luciendo pulseritas

EL LUNES, A LA HORA DEL DESAYUNO

- PUBLICIDAD -

Debieron elegir itinerarios alternativos, como siguiendo indicaciones de la Dirección General de Tráfico, porque Soria y Mauricio vinieron a encontrarse por primera vez el lunes, a la hora del referido desayuno. Mauricio, que es como es de disimulón, se hizo el sueco al ver entrar a Soria y a sus acompañantes, pero éste, que tiene flema británica de sobra, se acercó a la mesa que ocupaba el camarada consejero. El saludo fue todo lo efusivo que se puedan imaginar, pero evidentemente bastante fingido, como corresponde al momento actual. Por cierto, al respetable le llamaron mucho la atención las pulseritas de silicona que lucía Soria en una de sus muñecas. Una era la verde de La Gran Marina, por supuesto, y la otra era una rosadita que, al parecer, simboliza solidaridad en la lucha contra el cáncer de mama. Eso el domingo, porque el lunes, en la piscina del hotel, no exhibía ninguno de estos abalorios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha