Opinión y blogs

eldiario.es

María del Mar, la de Iberia

ODISEA DE UNA CIUDADANA QUE OSÓ SACAR UN BILLETE ELECTRÓNICO

La verdad es que hay correos electrónicos de nuestros lectores que merecen su publicación íntegra por lo reveladores que son. Traemos hoy a esta sección la vivencia de una ciudadana -perfectamente identificada ante nosotros- que nos ha acercado l

- PUBLICIDAD -

La verdad es que hay correos electrónicos de nuestros lectores que merecen su publicación íntegra por lo reveladores que son. Traemos hoy a esta sección la vivencia de una ciudadana -perfectamente identificada ante nosotros- que nos ha acercado lo que le pasó tras haber obtenido para su jefe -ella es secretaria de dirección de una empresa- un billete electrónico de Iberia y pretender cambiarlo. Vamos a tratar de extractar al máximo lo que le ocurrió, pero ya les adelantamos que se aproxima muchísimo a cualquier narrada por Kafka. "Por motivos profesionales me fue encomendada la tarea de realizar una modificación en la reserva de un billete de uno de mis jefes. Se trataba de un billete electrónico, que había sido expedido en las oficinas de Iberia del aeropuerto de Gran Canaria. Como de costumbre, procedo a realizar el cambio a través de su teléfono del servicio Serviberia 902400500. Así, tras escuchar las opciones que me indican en su grabación automática, tomo nota del teléfono al que debo dirigirme 807123456. Realizo una llamada y veo que no tengo acceso desde las líneas de mi oficina. Así pues, vuelvo a llamar a Serviberia para que ayuden en la tarea que me ha sido encomendada. De esta manera, solicito a mi interlocutora, "María del Mar", la posibilidad de realizar un cambio en la reserva que tenía concertada con Iberia, a lo que me informa de que para realizar cualquier cambio debía dirigirme al 807123456. Digo a mi interlocutora que me era imposible ya que no tengo acceso desde ninguno de los teléfonos de las instalaciones de mi puesto de trabajo y para mi sorpresa me informa de que me entonces realice mi llamada desde mi teléfono móvil o desde un teléfono público. Le digo que no puedo acceder a ningún teléfono público ni privado desde el que acceder a su servicio ?807? y le pido que me facilite otro número de teléfono al cual pueda llamar para cursar mi solicitud, y de nuevo, ¡sorpresa!, ?María del Mar? , con un tono de voz irritado, me responde que no puede facilitarme ningún otro teléfono, que tengo que hacer mis cambios de reserva a través de ese número. Tras explicarle, nuevamente, cuál es mi problema le pido por favor que me pase ella la llamada y, con una sequedad manifiesta, me indica que no puede hacer nada más por ayudarme".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha