eldiario.es

Menú

Mentiras y medias verdades de Astrid Pérez

LA PRESIDENTA DEL PP DE LANZAROTE CULPA AL PSOE DE TENER UNA CASA ILEGAL Y UNA ORDEN DE DERRIBO

No ha mencionado a Zapatero, pero el nombre del presidente del Gobierno de España revoloteaba entre las palabras de queja y reproche pronunciadas por la presidenta del PP de Lanzarote, Astrid Pérez, al ser preguntada por la orden de

- PUBLICIDAD -
Astrid Pérez.

Astrid Pérez.

No ha mencionado a Zapatero, pero el nombre del presidente del Gobierno de España revoloteaba entre las palabras de queja y reproche pronunciadas por la presidenta del PP de Lanzarote, Astrid Pérez, al ser preguntada por la orden de demolición de una parte de su casa de La Bufona. Casi sin pestañear pronunció dos nombres de socialistas conejeros, la actual viceconsejera de Educación, Manuela de Armas, que hace unos años fue alcaldesa de Arrecife con Coalición Canaria, y Manuel Fajardo Palarea, actual portavoz socialista en el Parlamento y, según Pérez, abogado de la empresa constructura que a su entender la engañó. ¿La engañó? No lo parece en absoluto. La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, la pérfida APMUN, que tienen nombre de ONG pero en realidad es un órgano muy puñetero dependiente del Gobierno de Canarias, publicó el viernes pasado en el Boletín Oficial la orden de demolición contra una parte de la casa de la presidenta del PP conejero, vicepresidenta del Cabildo y diputada regional. La apertura de ese expediente de demolición pone fin a otro de mucho más calado en el que se recoge un comportamiento muy poco edificante de la señora Pérez, que además, es abogada, luego poco ignorante de la Ley. Ella dice que le engañó la constructora, que cuando compró en 2000 era una recién licenciada en Derecho y no se dedicaba a la política, que le dijeron que los papeles estaban en regla y que ella se lo creyó. Añade que la alcaldesa era Manuela de Armas, a la que responsabiliza de las irregularidades por las que, sin embargo, está imputada otra alcaldesa, María Isabel Déniz, a la que se imputa prevaricación y haber levantado los precintos colocados por la APMUN en julio de 2000. ¡Anda, el año que compró su casa Astrid Pérez!, que seguramente faltó a clase el día que se explicó qué es un delito contra el territorio y qué un precinto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha