eldiario.es

Menú

El Niño Bravo teme a los libros

HA INICIADO EL AÑO ORDENANDO CONTROLAR AL CLUB DE LECTURA

Todavía no se ha decretado en la Villa de Santa Brígida, medianías de Gran Canaria, la prohibición de leer ni la quema de libros en la plaza pública, que viene siendo la manifestación más tenebrosa

- PUBLICIDAD -
Lucas Bravo de Laguna, joven promesa del PP canario.

Lucas Bravo de Laguna, joven promesa del PP canario.

Todavía no se ha decretado en la Villa de Santa Brígida, medianías de Gran Canaria, la prohibición de leer ni la quema de libros en la plaza pública, que viene siendo la manifestación más tenebrosa de los que toman el poder y no quieren que nadie piense en arrebatárselo. Pero algo muy parecido ha empezado a ocurrir este enero de 2011 en ese municipio, gobernado por ese joven con muchas ambiciones llamado Lucas Bravo de Laguna. En un intercambio de correos electrónicos que han caído casualmente en nuestras manos, hemos descubierto que al alcalde de Santa Brígida le ha asaltado la sospecha en torno a las personas que una vez al mes se reunen en un local de titularidad municipal para comentar un libro y compartir su amor por la lectura. Puede ser que el Niño Bravo sospeche que tras ese nombre tan cabalístico se esconda una organización clandestina destinada a confabular contra su permanencia en la alcaldía. Es decir, que sean unos rojos indomables que estén conspirando en favor de algún partido, muy probablemente de izquierdas. De ahí que haya empezado este año electoral ordenando que le controlen a esos insurrectos que se dedican nada menos que a leer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha