eldiario.es

Menú

El PSOE, inflexible: "A la puta calle"

LOS CENSURANTES PALMEROS ESTABAN ADVERTIDOS

- PUBLICIDAD -
Antonio Castro, autor intelectual de la censura en el Cabildo palmero.

Antonio Castro, autor intelectual de la censura en el Cabildo palmero.

El cabreo en el PSOE de Canarias, inmediatamente transmitido a la sede federal de Ferraz, era indisimulable este lunes: "Acabamos de cerrar en la Conferencia Política un programa nítido que está a años luz de lo que hace el PP y al día siguiente estos ceporros lo que hacen es pactar con el PP. Nos hunden en la miseria, a la puta calle". La frase es de un destacado dirigente regional socialista que no ocultaba su indignación, repetida en una buena parte de la dirección en las Islas ante lo que consideran "un engaño" y "una traición" de sus compañeros en La Palma, personalizados todos ellos en la figura de su secretario general (de momento), Anselmo Pestana. "Hay que entender la política palmera", contemporizaba un veterano político de esa isla la noche de este lunes al analizar lo ocurrido. Los vientos los ha sembrado callado la boca, como casi siempre, Antonio Castro, el imperturbable líder de la Agrupación Palmera de Independientes (API), la pata local (con ele al final) de Coalición Canaria, reacio desde el principio a los pactos regionales con el PSOE. Castro ordenó en enero de 2013 abrir la caja de los truenos y empezar a mortificar a los socialistas en el Cabildo para expulsarlos en julio y para que, cuatro meses después, se desatara esta tempestad. Este mismo miércoles se lo restregará por las narices, con cara de yo no fui, a Paulino Rivero en la reunión de la dirección nacionalista: "Te lo dije, Paulino, de estos no te puedes fiar". Llegará tarde Antonio Castro porque en un amplio sector de Coalición Canaria ya han comprendido sus escaramuzas, exclusivamente orientadas a poner al presidente del Gobierno contra las cuerdas y provocar que se avenga a sus pactos de siempre y desgastarlo en su pulso interno. Un remedo palmero de lo hecho por CC de Tenerife en Tacoronte, donde empezaron por expulsar a los seis concejales socialistas y terminaron provocando una moción de censura de cinco de ellos con el PP, eso sí, con el aplauso entusiasta y memo de medio PSOE tinerfeño, que las sigue gastando igual que siempre. Pero aun comprendiendo el ritmo y la cadencia palmera, lo que ha ocurrido este lunes va a provocar un cataclismo con consecuencias a estas alturas difíciles de cuantificar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha