eldiario.es

Menú

El Parlamento se olvida del fax

ENTRE EL ALMUERZO DE AÑO NUEVO Y LA COMISIÓN EÓLICA, NADIE LO MIRÓ

El abogado de Celso Perdomo, Alberto Hawach, es un fuera de serie en el complejo arte de tocarle las narices a los que quieren tocárselas a su cliente. Al magistrado Parramón lo tiene loco de la cabeza con la cantidad de recursos que le

- PUBLICIDAD -

El abogado de Celso Perdomo, Alberto Hawach, es un fuera de serie en el complejo arte de tocarle las narices a los que quieren tocárselas a su cliente. Al magistrado Parramón lo tiene loco de la cabeza con la cantidad de recursos que le presenta por las más variadas razones, y algunos de ellos tan densos y bien documentados que hacen pensar que el hombre tiene una capacidad de trabajo y unos conocimientos jurídicos fuera de lo común. Hay recursos de 40 folios que luego suben a 80, y por recurrir, hasta ha recurrido por lo contencioso la citación a su cliente a la comisión eólica del Parlamento. Y consiguió un pronunciamiento a su favor, con la mala pata de que el juzgado lo pasó por fax al Parlamento en un día de demasiado ajetreo. El presidente, Gabriel Mato, estaba celebrando un almuerzo de año nuevo con los periodistas y nadie reparó en que había entrado un fax por el que se debía suspender la comparencia de Perdomo y atender los derechos fundamentales que reclamaba. Un feo para el Parlamento y otra medalla para Hawach.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha