eldiario.es

Menú

Paulino lo retrata: piensa en mí cuando juyas

EL PRESIDENTE CUELGA A SORIA EL CARTEL DE ''SE TRASPASA''

A José Manuel Soria ya le supera hasta el disimulo. Se ve en Madrid, ocupando sede ministerial, con coche, escoltas y mucha gente a su alrededor rindiéndole pleitesía. Sería el primer ministro canario del PP, y quiz&aac

- PUBLICIDAD -

A José Manuel Soria ya le supera hasta el disimulo. Se ve en Madrid, ocupando sede ministerial, con coche, escoltas y mucha gente a su alrededor rindiéndole pleitesía. Sería el primer ministro canario del PP, y quizás por eso no quiere que se le equipare a personajes de la izquierda como Nicolás Estévanez, Juan Negrín, Jerónimo Saavedra o Juan Fernando López Aguilar, que consiguieron esa gloria sin necesidad de inventarse nada de la vida de nadie. Esa ansia viva, ese pertinaz anhelo, tiene a Soria metido en un manojo de despropósitos continuos, en un ir y venir a ninguna parte, en una crispación que se le nota en la cara. Esa debilidad la aprovechó este martes de manera serena Paulino Rivero para recordarle, tras su pendejada sobre los ex ministros de la República, que hay quienes van al Parlamento a tratar de resolver los problemas de los canarios en empleo, en educación y en sanidad y quienes, por el contrario, sólo acuden para el lucimiento y la promoción personal. Porque, efectivamente, el debate de la nacionalidad pudo haber pasado tranquilamente a la historia de los plenos planos de esta ultraperificidad y Soria, dando la nota, volvió a retratarse como el ególatra que es y a escribir una nueva patética página de sus pendejadas en sede institucional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha