eldiario.es

Menú

Primeras contradicciones

EL VIAJE MÁS CASUAL DE LA HISTORIA DE LA AVIACIÓN

Siempre hemos tenido a Javier Esquível como un empresario serio, de esos que te miran a los ojos y te dicen las verdades del barquero. No está imputado en la trama eólica, pero su relación con José Manuel Soria le c

- PUBLICIDAD -

Siempre hemos tenido a Javier Esquível como un empresario serio, de esos que te miran a los ojos y te dicen las verdades del barquero. No está imputado en la trama eólica, pero su relación con José Manuel Soria le convierte en una pieza clave para entender una parte de la operación, la que trata de aclararse en sede parlamentaria. Quizás por eso, Esquível tuvo que hablar de casualidades, de amistades, de cosas irracionales para tratar de impedir el batacazo del presidente del PP. De ahí que situadra el famoso viaje suyo, de su hermano José Ignacio y de Luis Soria a Alemania, para conocer las megaturbinas de Enercon, en el terreno de las más espectaculares coincidencias. Dijo Esquível lo que dijo Luis Soria, que aquello de Magdeburgo es un pueblo con luz eléctrica y lo más normal es que te tropieces con un canario paseando tan ricamente por los jardines de la ciudad o en una mesa cercana en el restaurante que eliges para cenar. Cenaron juntos, confesó, pero es lo lógico cuando te encuentras a un paisano canario tan lejos. Una pena de falsa coincidencia porque en la misma comisión se han contado cosas distintas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha