eldiario.es

Menú

Puñetera ironía del destino

TADEO, DESPEDIDO CON TODOS LOS HONORES; EL ZORRO, DESPRECIADO POR LA INMENSA MAYORÍA

A Tadeo se le conocían pocos enemigos, si por tales pueden entenderse aquellos a los que se enfrentó abiertamente pero sin malas artes. El penúltimo de ellos quizás fuera José Miguel Suárez Gil, que perdi&

- PUBLICIDAD -

A Tadeo se le conocían pocos enemigos, si por tales pueden entenderse aquellos a los que se enfrentó abiertamente pero sin malas artes. El penúltimo de ellos quizás fuera José Miguel Suárez Gil, que perdió la perspectiva cuando desaprovechó las oportunidades que el presidente de la Cámara de Comercio le brindaba para que no desapareciera del panorama empresarial por la puerta de atrás. El destino, que escribe a veces sus epílogos con toda su ironía, ha querido que ambos hayan tenido dos despedidas simultáneas, pero ambas con distinto cariz. Porque mientras que a Ángel Luis Tadeo lo despidió este domingo con todos los honores la sociedad canaria, con pleno reconocimiento a su trayectoria empresarial y personal, al Zorro Plateado esa misma sociedad le ha manifestado el máximo desprecio por su último comportamiento antes de ingresar en prisión. Un señor frente a un charlatán de feria; un empresario frente a un vendedor de humo; un padre admirado, querido y respetado, frente a un pistolero de poca monta que amenaza con matar a quien le deja de querer. Dos vidas que corrieron paralelas, que a veces incluso se cruzaron, pero que tienen estos finales tan diferentes. A ver si aprendemos, ¿no?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha