Opinión y blogs

eldiario.es

Top Secret

Revista de prensa

PASTORAL Y CONTRAPASTORAL (Y NONO)

Da mucho de sí la prensa de papel del fin de semana, la que tradicionalmente se lee con más calma y para la que las redacciones y los colaboradores habituales se reservan sus mejores galas. Soria, por ejemplo, está abonado con su pastoral a Can

- PUBLICIDAD -

Da mucho de sí la prensa de papel del fin de semana, la que tradicionalmente se lee con más calma y para la que las redacciones y los colaboradores habituales se reservan sus mejores galas. Soria, por ejemplo, está abonado con su pastoral a Canarias 7. Ya saben que la semana pasada le dedicó un rastrillazo de los suyos -con mucho estilo- a Zapatero y otro parecido a Juan Carlos Alemán en aplicación de su particular teoría de la guerra sucia y de la ausencia de propuestas -metros cuadrados de parterre, en su argot-. Juan Carlos Alemán le contestó este fin de semana en el mismo periódico dándole un cariñoso repaso. Sin entrar en el fondo de la contestación, debemos congratularnos de que Alemán escriba, y que, encima, se lo publiquen. Cambiamos de periódico y acudimos a La Provincia, donde llama poderosamente la atención el tratamiento que merece para este diario una entrevista dominical al todavía alcalde de Mogán, Antonio Santana, que lanza como grito de guerra para lo que le queda el siguiente: "Yo no me he enriquecido a costa de Mogán". De lo que cabe deducir que a) no se ha enriquecido en absoluto, o b) de haberse enriquecido, ha sido gracias a sus negocios o a los golpes de suerte que tiene la vida. No dispone ya de mucho crédito el alcalde de Mogán, que demoniza a Coalición Canaria, a la que responsabiliza de todo, como si él fuera un extraterrestre que acaba de estacionar su platillo en la plaza de Las Marañuelas. No aporta nada nuevo el señor alcalde en la entrevista; ni siquiera cumple con sus amenazas de denunciar los presuntos escándalos de sus compañeros de Corporación; pero se retrata con Olarte, cuya respuesta espera en plan Sarita Montiel, fumando y sin tragarse el humo. Como los que le oímos y le leemos, que a lo más que llegamos es a pensar que Olarte está empeñado en un cambio de imagen, a ver si todavía lo puede aprovechar, aunque sea para un concejal y un puñado de votos para el Cabildo y el Parlamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha